•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El puertorriqueño Luis Fonsi se convirtió en el fenómeno musical del año con el multipremiado “Despacito”, tema que batió récords e impulsó los ritmos urbanos a unas listas de éxitos que nunca antes vieron semejante avalancha de artistas latinos.

El alcance de este tema quedó patente al convertirse en apenas siete meses en el vídeo más visto en la historia de YouTube, con más de 4,400 millones de reproducciones, superando al tema “See You Again”, de Wiz Khalifa y Charlie Puth, que logró 3,200 millones en 28 meses.

Con números uno en 37 países, 85 discos de platino y otros 43 de diamante, esta colaboración entre Fonsi y su compatriota Daddy Yankee ha logrado una docena de premios, cuatro de ellos Grammy Latino, entre ellos el de mejor grabación y canción del año.

Pero su alcance ha superado el ámbito latino y “Despacito” figura además en el grupo de exclusivos finalistas en tres categorías de los premios Grammy, incluidos también los de mejor grabación y canción del año, por lo que podría ser el primer tema en español en ganar este galardón.

Gracias a Bieber

Sin duda, buena parte de su éxito internacional se debe a que la estrella canadiense Justin Bieber, viendo el gancho del tema compuesto inicialmente por Fonsi y la panameña Erika Ender, decidió sumarse al proyecto con una versión que aupó a “Despacito” a lo más alto de las listas de éxitos en Estados Unidos.

Tanto es así que, esa versión fue número uno en todas las listas de éxitos de canciones de Billboard e igualó el récord que tenían Mariah Carey y Boyz II Men con el tema “One Sweet Day,” que permaneció entre 1995 y 1996 un total de 16 semanas al frente de Hot 100, la principal lista de esta revista especializada.

Nadie más ha logrado algo similar en los 59 años de historia de esta selecta clasificación de popularidad musical en EE. UU. Ni siquiera llegaron tan lejos en 1987 Los Lobos con “La Bamba” o el éxito global “La Macarena”, del dúo español Los Del Río, que estuvo 15 semanas al frente de Hot 100 en 1996.

El brío que ha supuesto “Despacito” para que los artistas latinos triunfen en EE. UU. se ha dejado ver en este mismo listado Hot 100, donde otro tema en español, “Mi gente”, del colombiano J Balvin, alcanzó el tercer puesto este otoño.

En su caso, el golpe definitivo llegó con otro gran nombre de la música mundial, Beyoncé, que se sumó al barco de los ritmos latinos con esta versión cuyos ingresos se destinan a organizaciones que trabajan en la recuperación de México, tras los terremotos, y de Puerto Rico, tras el paso de los huracanes Irma y María.

El rapero estadounidense Flo Rida también apostó por ritmos latinos al llamar al colombiano Maluma para darle un toque trap a su tema “Hola”, cuyo videoclip se rodó en Medellín siguiendo una fórmula similar al éxito de Fonsi. Pero no queda ahí la cosa, la cubanoestadounidense Camila Cabello ha coqueteado más de un mes con el número uno con “Havana”, puesto al que sí llegó Cardi B. En declaraciones a Efe, los dos artistas coincidieron en que es importante mantener el interés del mundo en la música en español y se sienten orgullosos de que su trabajo juntos “sea un vehículo para lograrlo”. Y así cada vez se suman más nombres a la terna de latinos de éxito global como Shakira, Enrique Iglesias, Ricky Martin, Pitbull o Jennifer López.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus