•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Mark Hamill no está contento con el resultado de "The Last Jedi", la recién estrenada octava entrega de la saga Star Wars, en la que su personaje, Luke Skywalker, no es como él cree que debería ser teniendo en cuenta la trilogía original.

"No es mi Luke Skywalker", afirma el actor en una de las entrevistas de promoción de la película, que ha sido colgada en Youtube y ha provocado una viva reacción de los fans, más duros con la película que la crítica especializada.

"Le dije a Rian (Johnson, el director del filme) que los Jedi no se rinden. Incluso si tuvieran un problema, les hubiera llevado quizás un año para reagruparse e intentarlo de nuevo", dijo el actor sobre el hecho de que en esta octava entrega su personaje aparezca solo y rendido ante el poder de la Primera Orden.

Una diferencia "fundamental", a su juicio, con la historia creada por Johnson. "Pero ya no es mi historia, es la historia de otra persona y Rian necesitaba que yo fuera de una manera concreta para que el final fuera efectivo".

Hamill considera que Luke nunca se hubiera comportado como lo hace en el comienzo de la película. "Esta es la siguiente generación de 'Star Wars', así que casi tenía que pensar en Luke como si fuera otro personaje. Quizás es Jake Skywalker".

Pese a todo, el actor aceptó totalmente este nuevo Luke y quiso quitar importancia a sus palabras. "Es solo una película y espero que a la gente le guste. Espero que no se sientan decepcionados y realmente creo que Rian era el hombre adecuado para este trabajo".

Unas palabras que se unen a las críticas que ha recibido la película, especialmente por parte de los seguidores de la saga creada por George Lucas hace cuarenta años.

Tanto, que en la web rottentomatos, que compara opiniones de críticos y fans, "The Last Jedi" aparece con una puntuación de 8,1 (sobre 10) por parte de los críticos -y un 92% de aceptación- frente al 3,2 (sobre 5) de los fans y solo un 54 por ciento de aprobación.