•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin duda uno de los actores más famosos de su generación, Brad Pitt se hizo popular, antes que nada, por su belleza y su encanto. Se diferenció y construyó una reputación de actor serio y de filántropo dedicado. He aquí, en pocas líneas, cómo hizo su fortuna, que en la actualidad se estima en 240 millones de dólares, y cómo la gasta.

Inicios

Con tan solo unas pocas apariciones ante la cámara, el joven, que creció en Missouri, ganó el papel de J.D. en la película “Thelma y Louise”, frente a Johnny Depp y George Clooney, entre otros. Eso fue en 1991 y Pitt cobró 6,000 dólares por su participación. En comparación, recibió un cheque de 10 millones de dólares por su interpretación en “Los hijos de la calle”, en 1996.

Cortejado por todos, gracias a su valor, con lucro asegurado, Brad elige sus proyectos con precaución. La película “Guerra Mundial Z”, lanzada en 2013, es la más rentable para el actor. Además de su sueldo, de 20 millones, es uno de los productores y disfruta de unos ingresos de más de 220 millones de dólares. También está prevista una secuela para el año que viene.

Funda Plan B Entertainment en 2001, con su esposa en aquella época, Jennifer Aniston. Se centran, ante todo, en la producción de proyectos independientes, como “Recortes de mi vida”, en 2006, o “Year of the Dog”, en 2007. Luego la empresa se expande y ayuda a financiar películas taquilleras, como “Moneyball” y “Kick-Ass”.

Con chanel

Pitt no tiene problemas en apoyar varios productos a cambio de una remuneración interesante. En 2012 cierra un acuerdo con Chanel y participa en un extraño anuncio en el que hace un monólogo en un tono serio. Su participación le proporcionará 7 millones de dólares.

Desde  Asia con amor

Popular en Asia, así como en otras partes del mundo, Pitt causa furor cuando accede a ser la cara de Cadillac exclusivamente en China, un contrato por el que recibe tres millones de dólares. También se asociará con Edwin Jeans en Japón, así como con Roots, un café japonés. Mientras participa en anuncios para Toyota en Asia, la compañía ve sus ventas dar un salto del 32%.

Fanático de la arquitectura, Pitt tiene olfato para los buenos negocios en el sector inmobiliario. En 2005 adquiere una casa en Los Ángeles por 4.8 millones de dólares. Después de algunas modificaciones, le entrega las llaves de la mansión a Ellen DeGeneres, que hace la compra en 2012 por... ¡12 millones de dólares!

Netflix ha adquirido los derechos de distribución del próximo proyecto de Pitt, “War Machine”. El actor y productor de la película se embolsa, así, 60 millones de dólares por este acuerdo.