•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El tenor español Plácido Domingo conmemorará esta semana los 50 años de su primera actuación en Chile con dos conciertos en Santiago, uno de ellos en el Estadio Nacional, el principal escenario del país austral.

"Chile ha sido una nación que me ha acogido siempre con muchísimo cariño. Desde esa primera ocasión habré estado quizás una docena de veces, y en la ultima década unas seis o siete", señaló Domingo en rueda de prensa.

El tenor ofrecerá dos conciertos titulados "Chile en mi corazón".

El primero el jueves en el teatro CorpArtes y el segundo el próximo domingo en el Estadio Nacional, un recinto habilitado para acoger a más de 40.000 personas.

Domingo estará acompañado de la Orquesta Filarmónica de Bogotá dirigida por el maestro estadounidense Eugene Kohn y de la prestigiosa soprano puertorriqueña Ana María Martínez, con quien el tenor español se ha presentado en numerosas actuaciones.

También colaborarán el guitarrista español Pablo Sáinz Villegas y en el concierto del Estadio Nacional cantará la artista chilena Mon Laferte, que recientemente ganó su primer Grammy Latino.

Laferte interpretará dos duetos con Domingo del álbum "De mi alma latina", además de un arreglo inédito de una de las composiciones de la artista.

El repertorio de ambas actuaciones incluirá óperas, operetas, zarzuelas, piezas emblemáticas de Broadway y canciones tradicionales latinoamericanas.

Domingo, de 76 años, destacó que está acostumbrado a actuar en escenarios masivos como el Estadio Nacional y se definió como "una bestia de escenario" por su gusto por interpretar los personajes.

El tenor reflexionó sobre el momento actual de la ópera y consideró que ha "cambiado muchísimo" con el paso de los años, puesto que ahora se da mucha relevancia a la interpretación y no solamente a la voz.

Al ser preguntado sobre quién considera que es el mejor tenor de la escena operística actual, Domingo citó al alemán Jonas Kaufmann, aunque lamentó que concentre sus actuaciones en teatros europeos y se deje ver poco por América Latina.