Secciones
Multimedia

Una princesa de Inglaterra, Eugenia, se comprometió en Nicaragua

Foto por: Cortesia/END

La princesa de York, Eugenia, quien se comprometió en matrimonio en Nicaragua.

La boda de la princesa de Inglaterra se celebrará en la capilla de San Jorge en Windsor, una de las residencias de la reina Isabel II

La princesa Eugenia, hija de los duques de York y nieta de la reina Isabel II, ha anunciado hoy sus planes de boda con Jack Brooksbank, su novio desde hace ocho años, con el que se casará en otoño de 2018, informó hoy el Palacio de Buckingham.

"El duque y la duquesa de York (el príncipe Andrés y Sarah Ferguson) están encantados de anunciar el compromiso de la princesa Eugenia y Jack Brooksbank. Su alteza real y el señor Brooksbank se comprometieron en Nicaragua a principios de este año", señala el comunicado.

La boda se celebrará en la capilla de San Jorge en Windsor, una de las residencias de la reina Isabel II, a unos 35 kilómetros de Londres, mismo escenario en el que el príncipe Enrique y su prometida, Meghan Markle, se casarán el 19 de mayo de este año.

Eugenia, de 27 años, y Brooksbank, de 31, se conocieron en 2010 mientras ambos esquiaban en Suiza.

El prometido dirige el club Mahiki, situado en el barrio londinense de Mayfair, conocido por ser frecuentado por gente rica y famosa de la capital británica.

Sus padres, Nicola y George Brooksbank, han reconocido, a través de un comunicado, que no podrían estar más "encantados" por la noticia del compromiso.

"Estamos completamente en la luna y muy emocionados por ambos", añadieron.

La segunda hija del príncipe Andrés y de Sarah Ferguson ha elegido una capilla con capacidad para 800 invitados, un lugar habitual para las bodas de la monarquía desde que el rey Eduardo VII se casó con la princesa Alejandra de Dinamarca, en 1863.

La otra boda real

Por otro lado, la semana pasada el príncipe Enrique y su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle, visitaron Gales por primera vez desde el anuncio de su compromiso y fueron recibidos con entusiasmo por decenas de personas que les dieron la enhorabuena.

El castillo de Cardiff fue testigo de la primera visita oficial a esa región británica del nieto de la reina Isabel II y su novia desde que anunciaron sus planes de boda el pasado noviembre.

Después de saludar a las personas que les esperaron a la entrada del castillo, la pareja asistirá a un festival que celebra la cultura y tradición galesa.Enrique y su futura esposa presenciarán actuaciones de músicos y poetas y conocerán a personalidades galesas como el aventurero Richard Parks, el exjugador de rugby Scott Quinnell y el director ejecutivo de la Federación Galesa de fútbol, Jonathan Ford.

Más tarde, durante una visita privada por el centro de ocio Star Hub, podrán ver cómo la organización Streetgames, con la que el príncipe ha colaborado en varias ocasiones, trabaja para hacer el deporte más accesible para los jóvenes con dificultades.

Enrique y su prometida se casarán el próximo 19 de mayo en el castillo de Windsor, cerca de la capital londinense.