•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“La forma del agua”, una de las cintas que parten con más nominaciones a los Óscar, 13 en total, es la película “más humana y emotiva” de la filmografía de Guillermo del Toro, según dijo el cineasta mexicano en una entrevista con Efe. El director mexicano había manifestado que es la primera película que hace “con un aliento vitalista”.

“Esta película es profundamente personal y real”, agregó.

“Al contrario que ‘El espinazo del diablo’ o ‘El laberinto del fauno’, que hablaban de la pérdida, de la poesía de lo que se llevó el tiempo, esta película es un canto a favor de la vida. Es momento de apostar por la vida y por lo que podemos tener”, destacó Del Toro.

1Trama

“La forma del agua”, protagonizada por Sally Hawkins, Michael Shannon, Richard Jenkins, Octavia Spencer y Michael Stuhlbarg, narra la historia de amor entre una mujer muda y una criatura marina en Estados Unidos en el año 1962 con la estética de cuento fantástico tan reconocible de su autor.

2mensaje

Del Toro, que comenzó a escribir el filme en 2012, está orgulloso del mensaje tan vigente de la película, que habla de no temer al otro, al diferente, al tiempo que critica las ideologías que siembran el odio e impiden el entendimiento, provocando que la sociedad esté “más fracturada que nunca”.

3inspiración

Guillermo del Toro tomó como inspiración la cinta estadounidense “El monstruo de la laguna negra”, de 1954, un clásico del terror de la época de la Guerra Fría que trata sobre una criatura, mitad pez y mitad humano, descubierta en la selva tropical del Amazonas.

4grabación

La forma del agua es una producción de Estados Unidos y Canadá. 

La película multipremiada fue grabada y producida en territorio canadiense, específicamente en ciudades como Ontario y Toronto. La cinta dura dos horas con 3 minutos.

5gastos y ganancias

La última película de Guillermo del Toro tuvo un presupuesto estimado de 19.4 millones de dólares. Tan solo en su primer semana en la taquilla estadounidense, recaudó 166 mil 500 dólares.

Del Toro pensaba filmarla en blanco y negro, pero por cuestiones de presupuesto, se decidió hacerlo a color, asímismo, el mexicano puso tanto empeño en su proyecto, que decidió poner de su dinero para que pudiera ser completado como se debe, invirtiendo en él 200 mil dólares de su propio bolsillo.