•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un influyente teatro de Estados Unidos canceló un musical de Woody Allen luego que su hija adoptiva insistiera en que fue abusada por él.

El Goodspeed Opera House de Connecticut informó este jueves que reemplazará “Bullets Over Broadway”, una adaptación a su filme de 1994 con una buena inyección de jazz, por la parodia musical “The Drowsy Chaperone”.

“En vista de lo conversado sobre acoso sexual y mala conducta, el autor de ‘Bullets Over Broadway’, Woody Allen, ha sido objeto de un escrutinio creciente”, dijo el director ejecutivo del teatro, Michael Gennaro, en un comunicado.

“Los reportes en la prensa hicieron la situación aún más difícil y complicada, y esto nos llevó a reconsiderar lo adecuado de producir el show”, añadió.

Dylan Farrow, la hija adoptiva que Allen adoptó con su expareja Mia Farrow, reiteró en su primera entrevista televisiva, la semana pasada, que fue abusada por su padre adoptivo en 1992 cuando ella tenía 7 años.

Allen, de 82, negó enfáticamente estas denuncias, asegurando que una investigación ya lo absolvió en este asunto, y acusó a la familia de Farrow de lavar el cerebro de su hija luego que dejara a su madre para casarse con Soon-Yi Previn, que era hija adoptiva de la actriz de un matrimonio anterior.

Pero la entrevista de Dylan Farrow, junto al creciente movimiento #MeToo contra el abuso sexual en la industria y en general por parte de hombres poderosos, ha presionado a Allen, que hasta hoy era uno de los cineastas más aclamados del mundo, especialmente en Europa.

Actores como Colin Firth, Ellen Page y Natalie Portman se distanciaron del director en las últimas semanas. El Goodspeed Opera House es conocido como un trampolín para Broadway: “Annie” y “Man of La Mancha”, por ejemplo, se estrenaron allí.