•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Xiomara Blandino, directora de Miss Teen Nicaragua, sorprendió a sus miles de seguidores al denunciar la cantidad de acoso e insultos cibernéticos hacia su persona. Blandino aseguró que son las mujeres, principalmente, las que más han atacado, juzgando su integridad y han hecho burla del dolor de otra mujer.

“El hecho de ver tanto odio me hace sentir ahora más que nunca con el compromiso de transformar esta negatividad nociva para cualquier ser humano, porque hoy soy yo, mañana puede ser otra mujer, esta experiencia me ha hecho más fuerte y de alguna forma buscaré la manera de no quedarme con brazos cruzados y abogar por mujeres que son víctimas de violencia y abusos en sus medios de trabajo y hogares, no estoy diciendo que yo viví algún tipo de violencia, lo aclaro porque sé que al mundo le encanta asumir, al contrario, tuve y tengo una excelente relación con Mario y hoy estamos más unidos como equipo para criar a nuestros hijos y protegerlos de toda la basura de la humanidad”, escribió la exreina de belleza.“Cuando una mujer tiene éxito en vez de celebrar estos logros somos nosotras mismas las primeras en señalar lo malo y no aplaudir lo bueno”, dice el post.

Mujer contra mujer

“¿Si (las mujeres) somos las principales víctimas de violencia por qué violentar a otra mujer?”, cuestionó Blandino; fue su pronunciamiento que inmediatamente logró más de seis mil reacciones.

“Cuando una mujer tiene éxito en vez de celebrar estos logros somos nosotras mismas las primeras en señalar lo malo y no aplaudir lo bueno”, dice el post.

Blandino pidió solidaridad entre las mujeres y afirmó que la cantidad de burlas, críticas e insultos que ha recibido en los últimos meses “son ese reflejo de las carencias que hay en sus vidas”, e indicó que  se necesita “más amor, empatía y comprensión”.

Los comentarios de sus seguidores demostraron respaldo hacia las palabras de Blandino, recomendándole vivir su vida con ánimo y perseverancia, mientras que otros no dudaron en seguir echándole leña al fuego.