•  |
  •  |
  • END

Con una euforia indescriptible que estremeció la Plaza de la Fe, recibió el público nicaragüense al cantautor mexicano creador de música cristiana y mensajes de esperanza, Jesús Adrián Romero y a su banda, con motivo de la celebración del décimo sexto aniversario de la radio cristiana Maranatha, 103.5 FM, y el sexto del Ministerio Internacional Ríos de Agua Viva.

Los géneros del repertorio del artista variaron entre baladas, pop, rock y en ocasiones a capella, en donde únicamente un órgano musical era su acompañante. “Ayer te vi, fue más claro que el agua”, mismo nombre del disco en promoción del cantautor, fue la tonada que arrancó aplausos, aleluyas, manos alzadas, cantos y gritos; y enseguida Romero se hizo presente en el escenario de la gran Concha Acústica para dar inicio a esta majestuosa velada.

“Lo que tienes que hacer esta noche es ver a la persona que está a tu lado y decirle cuánto se parece a Dios, porque la Biblia dice que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios”, así refirió a manera de saludo el cantante cristiano, quien canceló un encuentro con los medios de comunicación por la tarde, el mismo día del concierto por motivos de cansancio.

El concierto fue desarrollándose con tranquilidad y mucho orden. Varios agentes de la Policía resguardaron el sitio con mucho sigilo, de modo que los asistentes pudieran compartir esa noche con el Señor. Por su parte, Romero envió profundos mensajes de amor, esperanza y fe a toda la comunidad cristiana y a los no tan conversos, para que le pidieran al Creador que les renovara, les cambiara y les salvara.

Además de palabras, las dinámicas fueron parte de esta esperada noche en la que grandes, chicos, medianos de tamaño y edad, participaron dejando por fuera la vergüenza. Quienes portaban celulares los levantaron, simulando una vela encendida. “Que sea una forma de hacerle saber a Cristo que queremos ser una luz en nuestras vidas”, manifestó Romero. Del mismo modo, la alabanza fue mediante cantos, ojos cerrados y manos alzadas apuntando al cielo.

Entre algunos de los temas que se propagaron a lo largo y ancho del lugar, para llegar a los oídos de los que afuera del local enmallado se ubicaron sedientos de la palabra del Señor, fueron “El aire de tu casa”, “Espérame”, “Razones pa’ vivir”, la cual interpretó a dueto con el cantautor cristiano Alex Campos mediante un vídeo que fue proyectado en pantallas gigantes colocadas a los lados del escenario.

“Vuelve a llamar” fue otro de los incontables temas que Romero entregó con pasión y fervor al público nicaragüense. La historia de esta tonada salió de la propia boca de su creador, quien dijo que “este tema lo compuso por todas las veces que Dios nos habla y por ocupaciones y preocupaciones no escuchamos su llamado… pedí perdón por eso”, remembró.

Antes de Jesús Adrián

Previo a la aparición de Romero, otro de los cantautores mexicanos de música cristiana entregó media hora de mensajes musicales a los presentes que le recibieron con mucho júbilo. Abel Zavala con su potente y compacta voz saludó de entrada preguntando: “Cuántos dicen ¡Dios usa mi vida!” e inmediatamente interpretó “Lo único que quiero”.

Abel promociona actualmente su CD titulado “Listo para nuestro encuentro”, de donde desprendió el tema bautizado con el mismo nombre. En esa media hora el artista desplegó alrededor de seis piezas musicales y se despidió con un ‘Dios te bendiga’. Ante la despedida el público se opuso y solicitó ‘otra’ al unísono, pero Abel no volvió pues en punto de las 8 y 30 de la noche le correspondía el turno a Jesús Adrián.