•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la melodía “Aletea”, que en sus primeras letras versa así: “Ale, ale, aletea colibrí…. Ale, ale, aletea mi delfín…”, interpretada por la cantautora nicaragüense Katia Cardenal, se abrió el telón del escenario, para dar inicio a un espectáculo en el que diez mujeres cantantes y compositoras nicaragüenses compartieron su talento y su carisma con el público que llenó la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) durante el décimo Festival Internacional de Cantautoras (Fidcan) realizado la noche del jueves.

Las diez artistas sentadas cada una con su instrumento y micrófono, formando una media luna en la tarima, dieron apertura para que la invitada de la noche, la cantante, pianista y compositora nicaragüenses, Clara Grün, entonara el tema “Solo soy” al mismo ritmo que sus manos tocaban el piano.

Ana Gabriela Rodríguez cantó el tema “Amor de tres” y Gaby Baca interpretó “Diosa y Valquiria”, y así, una a la vez presentó el repertorio musical de la noche.

A mitad del evento, Katia Cardenal expresó a los asistentes, quienes no dejaban de aplaudir tras cada presentación, que “cada uno de nosotros es luz, solo hay que saber cómo sacarla”, también agregó que este festival es: “una oportunidad para que ustedes conozcan lo que hacemos, les guste lo que hacemos, y se vuelvan adictos a ello”.

Durante la puesta en escena Clara Grün, quien radica en Oregón, Estados Unidos, y que vino a su país natal por motivo del festival manifestó “estoy feliz de estar aquí”.

Al finalizar el evento, Cardenal, quien ecumplirá este  2018 40 años de trayectoria artística, agradeció a sus homólogas por ser parte de este festival, el cual año con año se ha realizado en diferentes lugares del país y ha sido gratuito para los nicaragüenses amantes de la música nacional. 

El telón cerró con la interpretación de “Mariposa de alas rotas”  por parte de Cardenal, una canción que según ella habla de un sentimiento de culpabilidad por el hecho de ser mujer, “todas las que estamos acá, aunque tengan daños y pequeñas roturas en sus alas seguimos volando”, apuntó. Posteriormente, las artistas entonaron un tema bailable con un mensaje para promover la seguridad y confianza que deben tener las todas mujeres.

Este evento, además de reunir en un mismo escenario a artistas nacionales, es una oportunidad para disfrutar del talento que cada una demuestra en diferentes géneros musicales. La puesta en escena fue organizada por la fundación Dúo Guardabarranco con apoyo de la cooperación Suiza.