•  |
  •  |
  • END

La vida de Amy Winehouse en el Caribe era muy tranquila y mejoró enormemente su salud, por eso a nadie le extrañó que tras pocas semanas en Londres decidiera volver a la isla de Santa Lucía a disfrutar de la playa y del sol. Sin embargo, la razón de su marcha podría deberse al nuevo disgusto que le ha dado su ex marido, Blake Fielder-Civil, pues el productor va a tener un hijo con otra mujer.

Fielder-Civil es el padre del bebé que espera Gilleen Morris, de 31 años, una mujer a quien conoció en el centro de rehabilitación de Sheffield, donde pasó varios meses. Fue la propia Morris quien anunció recientemente al diario ‘News of the World’ su embarazo, una situación en la que cuenta con el total apoyo de Fielder-Civil, según explica ella misma.

Con este hecho podría cambiar el proceso del divorcio entre Fielder-Civil y Winehouse, porque hasta ahora el músico pedía la mitad de todo lo que tiene la cantante por una infidelidad que cometió ella durante sus vacaciones en el Caribe. Pero si finalmente se confirma la paternidad éste perdería los millones que reclama a la cantante.

Sin embargo, la intérprete de ‘Rehab’ ha decidido desahogarse a través de su talento para escribir. Según explican los allegados de la artista, ahora, en vez de crear canciones ha decidido pasarse a la literatura y está preparando un libro de poesías. Para crearlas se inspira en su propia vida, en sus adicciones y en su tormentosa relación con su ex marido.