•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de su juventud, ha protagonizado infinidad de capítulos polémicos, e incluso escandalosos. Desde salidas de tono en las redes sociales o “looks” imposibles; desnudos y estados de embriaguez mostrados públicamente... está claro que  Rihanna no ha sido nunca una niña buena. Tampoco lo ha pretendido.

2009

Rihanna fue víctima de malos tratos a manos de Chris Brown. Interpuso  la demanda pertinente que llevó al músico a ser juzgado y a tener que cumplir una orden de alejamiento. Hasta ahí, todo normal. Lo que levantó ampollas posteriormente, es que, meses más tarde, le diera una nueva oportunidad a una relación copada de episodios polémicos y de idas y vueltas.

2013

En enero de 2013, la cantante colgó una foto en Instagram fumándose un porro. Una seguidora le espetó que, si seguía por ese camino poco adecuado, iba a acabar como Whitney Houston. De forma agresiva le contestó: “Sí claro, porque a Whitney le dio una sobredosis por fumarse un porro. ¡Vete al carajo, per$% debilucha!”.

Medio año después, en agosto, era pillada en su Barbados natal semidesnuda y en un estado de embriaguez más que considerable. Junto a unas amigas, realizó una fiesta en el Crop Over Festival, solo que se le fue un poco de las manos y su historia de desenfreno dio la vuelta al mundo.

2015

En abril de 2015 consiguió que, en la boda de su amiga Jennifer Rosales, se hablara más de ella que de la propia novia. ¿El motivo? Más bien los motivos, porque fueron dos. En primer lugar, se hizo una foto junto a las damas de honor, cómo no, con un porro en la boca. Además, desoyó el “dress code” que la novia había indicado a sus colegas y se puso un color que no correspondía con lo que se le pedía como dama de honor.

2016

En junio, durante la fase final de la NBA mantuvo un rifi rafe con Kevin Durant en el partido que enfrentó a Cleveland y a Golden State. Rihanna se dedicó a desestabilizar al alero, gritándole desde la grada --lo más bonito que le llamó fue “ladrillo”--, intentando que no acertase a encestar. Finalmente, terminó por dedicarle un triple para que se callara la boca.

En noviembre de 2016, la cantante colgó una foto en Instagram besando en la boca a su sobrina, una niña de unos 3-4 años, que aparecía desnuda en la bañera. Los más “puristas” tacharon a la artista de Barbados de pedófila.

2017

El 21 de abril Rihanna pretendió hacer un homenaje a la reina Isabel II de Inglaterra por su 91 cumpleaños. Lo hizo realizando montajes fotográficos en los que colocó la cara de la monarca británica sobre su cuerpo. Todo un escándalo, sobre todo porque, por ejemplo en una de las imágenes, veíamos a Isabel II sosteniendo alegremente una cerveza.