•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El rapero puertorriqueño, Residente, cumple hoy  40 años de vida, cargando con 27 premios Grammy Latinos y anglosajones-, siendo un fiel luchador de las causas sociales y de la fusión del rap con sonidos y ritmos típicos de distintas partes del mundo, como una manera alterna de ampliar su catálogo musical.

Mientras terminaba su maestría en la Escuela de Arte y Diseño de Savannah, Georgia (EE. UU.), René Pérez Joglar -nombre verdadero de Residente- comenzó a componer sus primeras letras.

Tras graduarse creó junto a su hermanastro Eduardo Cabra (Visitante) la banda Calle 13, que lanzó su primer disco en 2005.

Desde el inicio, Residente demostró que sus canciones serían diferentes a las de otros artistas del género urbano, y que su cadencia musical también sería inimitable, al fusionar el rap y agregarle en la percusión los cajones y tambores alegres de Colombia y el surdo de Brasil.

“Se vale to-to” fue el primer tema de Calle 13, en cuyo vídeo musical aparece Residente con un arete y la palabra de su nombre artístico grabado y una línea en su cabeza, aunque fue “Atrévete-te-te”, el que realmente se ganó el favor del público.

Sus ideales políticos y sociales aparecieron en “Querido FBI”, un tema sobre la muerte del líder independentista puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos en un enfrentamiento con agentes de la fuerza de seguridad estadounidense.

Pronto llegaron las primeras tres nominaciones e igual número de galardones en los Grammy Latinos. Y con los premios llegó la primera polémica, ya que Residente subió tarde al escenario a recoger uno de los premios y dijo que era porque “estaba meando”.

Las críticas las respondió el músico en su siguiente disco, “Residente o Visitante” (2007).En este álbum llegaron las primeras colaboraciones internacionales del grupo: la rapera española La Mala Rodríguez, el argentino Vicentico, el grupo cubano Orishas, el rapero boricua Tego Calderón o el compositor y ganador de dos Óscar, Gustavo Santolalla y su grupo Bajofondo Tango Club. En el 2014, Residente se solidarizó con las protestas de los maestros en contra de la reforma de las pensiones y a finales de año anunció que trabajaba en “el proyecto más ambicioso de su carrera” pero que Calle 13 “nunca” se separaría.

Ese proyecto tan ambicioso fue “Residente”, el primer disco como solista del artista lanzado el año pasado y que incluye un documental que dirigió él mismo sobre un viaje por todo el mundo para recoger historias y sonidos para crear su álbum.