•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La película “Touch me not”, una exploración sobre el sexo y la intimidad dirigida por la rumana Adina Pintilie, ganó ayer  el Oso de Oro de la Berlinale, en un palmarés marcadamente femenino y en el que Paraguay fue recompensado por partida doble.

“Touch me not” es un largometraje a medio camino entre la ficción y el documental, basado en unos personajes que buscan penetrar en la intimidad de maneras inesperadas. “Queremos abrir en el mundo el diálogo propuesto en el filme”, dijo la directora, de 38 años.

De las cuatro mujeres directoras en liza sobre 19 películas, dos fueron recompensadas con los mayores galardones, ya que la polonesa Malgorzata Szumowska recibió el Gran Premio del Jurado por “Twarz”.

“Estoy feliz de ser una mujer directora”, dijo Szumowska, cuyo filme trata sobre un hombre desfigurado tras sufrir un grave accidente.

“Creo que esta semana (de festival) lo demostró por los filmes realizados por mujeres formidables sobre mujeres formidables: replicamos y creo que está muy bien así”, dijo el director de la Berlinale, Dieter Kosslick, tras un certamen marcado por la campaña #MeToo sobre el acoso y los abusos sexuales.

“Las herederas”, del paraguayo Marcelo Martinessi, una obra feminista en la que apenas aparecen hombres, recibió el Oso de Plata a la Mejor Actriz (Ana Brun) y el Oso de Plata Alfred Bauer, como película que abre nuevas perspectivas.

La segunda película latinoamericana en liza, “Museo”, del mexicano Alonso Ruizpalacios, con Gael García Bernal, también se alzó con un premio: el Oso de Plata al Mejor Guión.