•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La musicalidad verbal de la poesía es una de sus características más preciadas, por lo que el fruto de llevar los versos al pentagrama resulta una obra de arte doblemente valiosa.

El poeta español Santiago Montobbio y el cantautor nicaragüense Ofilio Picón establecieron una relación de trabajo cuyo eje ha sido la musicalización de la poesía, y el arte los ha unido aun cuando ni siquiera se conocían físicamente.

Montobbio participó en el Festival Internacional de Poesía de Granada y aprovechó la visita a Nicaragua para presentar su poemario “La antigua luz de la poesía”, una velada en la que Picón interpretará los poemas musicalizados que dan cuerpo al disco “La libertad y el mar son una música”.   

“En persona nos conocemos desde hace poco, primero vino la colaboración artística, pero sabíamos uno del otro de manera estrecha desde hace muchos años, porque mi hermana vivió muchos años en Nicaragua y coordinó la Cooperación Española, dirigió el Paebanic y encargó una canción a Ofilio para el Paebanic, se conocieron, se hicieron amigos y como Ofilio musicaliza poemas y tiene un hermano poeta, él conocía mis poemas desde hace muchos años y así fue como tuve la oportunidad de que musicalizara mis poemas”, comparte Montobbio.

Picón viajó a Barcelona a presentar este disco en el festival de cantautores Barnasants, “Ofilio cantó y yo leí poemas, fue la primera actuación juntos, tuvo una acogida estupenda;  y ahora dispondremos de una colaboración aquí, ya hemos empezado a hacer esto bajo una base común sobre Darío, quien vivió en Barcelona y fue muy querido allá, visitamos la casa en la que vivió el poeta, cabe recordar que fue de Barcelona de donde partió de manera definitiva para morir dos años después en su tierra natal”, resaltó el escritor.

Unidos por Darío

La casa en la que vivió Darío no funciona como museo, pero ambos artistas señalan que les encantaría que pudiera hacerse, porque es la base de la amistad que tuvo Darío con los poetas y pintores catalanes, lo que España contemporánea se percibe cómo los aprecia, cómo le gusta Barcelona.

“Cuando Darío llega a España, este país estaba en fracaso profundo, acaba de perder la última colonia que tenía en América, que era Cuba, y La Nación, de Buenos Aires, envió a Darío a hacer una serie de reportajes, a darle seguimiento al curso de la realidad española, él llega por Barcelona y le asombra ver que es un pueblo bien desarrollado, con grandes artistas, cuando llegó a Madrid sintió la decadencia literaria y económica de España, y él escribe una serie de reportajes y a Barcelona la destaca como un sitio especial, él más cercano a París por su grandeza, ahí nació un vínculo muy especial de Darío con los artistas y con el arte catalán y la ciudad misma”, refiere Picón.

La idea de ambos es crear un grupo de intelectuales, poetas, escritores y pintores catalanes y nicaragüenses para poder seguir desarrollando proyectos de manera bidimensional, y esperan que la casa de Darío en Barcelona pueda convertirse en un centro de cultura.

Presentación

Acerca del disco, Picón refiere que “es una antología musicalizada de la obra de Santiago, la presentamos aquí y en España, ahora van a estar los poetas y los músicos, será la presentación de este libro más el concierto con material de este disco, es como un resumen de todo lo que hemos logrado hasta hoy, y vamos a seguir aportando más sobre la cultura catalana y española vinculada con Nicaragua”.

La presentación es el jueves 1 de marzo en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, INCH, a las 6:30 de la tarde. 

El libro será presentado por el poeta Anastasio Lovo, mientras que el escritor Humberto Avilés será el moderador. También participarán los músicos Ronald Hernández, Erick Hernández, Jeffrey Rúbens y Raúl Martínez.