•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Óscar cierra mañana una temporada de premios marcada por la guerra contra los abusos sexuales y la desigualdad de género en Hollywood.

Los escándalos, que comenzaron con las perturbadoras revelaciones contra Harvey Weinstein, dieron vida a movimientos como el #MeToo y Time’s Up contra esos abusos y en busca de más equidad.

El Óscar ya encaró, en el pasado, fuertes críticas por falta de diversidad racial y de género, y este año sin duda “esos temas estarán presentes”, dijo a la AFP Tim Gray, vicepresidente de Variety y editor de premios.

“La gente en Hollywood está hablando de diversidad, de los movimientos #TimesUp y #NeverAgain, aunque es difícil decir algo significativo en 45 segundos”.

Los 8,500 miembros de la Academia del Cine de Estados Unidos -de la que Weinstein fue expulsado- votaron hasta el martes y los pronósticos colocan a “La forma del agua”, del mexicano Guillermo del Toro, entre las favoritas, junto con “Tres anuncios por un crimen”.

También a “Coco”, la cinta animada de Pixar y Disney inspirada en el Día de Muertos de México, y “Una mujer fantástica” del chileno Sebastián Lelio, protagonizada por la actriz ‘trans’ Daniela Vega.

El comediante Jimmy Kimmel será nuevamente el anfitrión de los Óscar, que se organizan con mucho cuidado para no repetir el fiasco del año pasado, cuando Warren Beatty y Faye Dunaway recibieron el sobre errado y entregaron el premio a mejor película a “La La Land”, cuando en realidad era “Moonlight”.

“La Academia seguramente estará alerta”, estimó el crítico de cine Peter Debruge. “Pero de vez en cuando un error humano le inyecta emoción al show”.

Nominados

“La forma del agua” cuenta la historia de amor entre una mujer de limpieza muda y un humanoide anfibio atrapado en una base ultrasecreta en el Estados Unidos de la Guerra Fría.

“Lo más bello que he escuchado es que la película ha sanado emocionalmente a alguien o ha sido una especie de bálsamo para el alma”, dijo a la AFP Del Toro, nominado en 2007 por “El laberinto del fauno”, que se llevó tres estatuillas, aunque no la de director.

“La forma del agua” recibió en total 13 nominaciones al Óscar, más que cualquier otra película, incluida la de Mejor Dirección, casi segura para el mexicano, que ya ganó el Globo de Oro, el Bafta y el premio del sindicato de directores.

En esa categoría compite también Greta Gerwig por “Lady Bird”, la única directora nominada este año y apenas la quinta en las 90 ediciones de este prestigioso premio. El sitio de predicciones Gold Derby proyectó que el Óscar a Mejor Película irá para “Tres anuncios por un crimen”, el drama dirigido por Martin McDonagh -no nominado- sobre una mujer que alquila tres vallas publicitarias para protestar por la lentitud de la investigación policial sobre la muerte de su hija.

La película -que tiene siete nominaciones, una menos que la cinta bélica “Dunkerque”- debe ganar también por la actuación de Frances McDormand y Sam Rockwell.