•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Yo quise hacer realidad tres sueños: tocar en el Royal de Londres, en el Olympia de París y, quizá por primera vez, en el teatro Rubén Darío”, expresó el cantante español de música romántica, Joaquín Sabina, mientras se dirigía en sus palabras de apertura a un repleto auditorio que se congregó en el Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD), para cantar los temas más exitosos de su larga carrera musical.

El artista abrió el concierto con los temas: “Cuando era más joven” y “Lo niego todo”. Durante el espectáculo el compositor, quien el pasado mes cumplió 69 años, manifestó su admiración por la literatura nicaragüense y su alegría por cantar en el país, “es la primera vez que tocamos en Managua, lo cual nos conmueve de un modo muy especial. Rubén, el de ustedes, es internacional. En esta gira por si acaso fuera la última, les quiero decir que para los que jugamos con las palabras sabemos que Nicaragua ha sido tierra de poetas y escritores”, comentó Sabina.

“Lo niego todo”

Esta puesta en escena forma parte de una gira internacional para promocionar su última producción discográfica, “Lo niego todo”, según el intérprete de “Y nos dieron las diez” en esta travesía ya ha realizado alrededor de 80 conciertos en todo el mundo.

El público nicaragüense pudo disfrutar de icónicos temas como: “El bulevar de los sueños rotos”, “Contigo”, “Y sin embargo”, “19 días y 500 noches“, “Princesa”, “Noches de boda”, entre otras canciones. Asimismo, los seguidores de Sabina corearon sus nuevas melodías, entre ellas: “Quién más, quién menos”, “Las noches de domingo acaban mal” y, por supuesto, su tema principal: “Lo niego todo”.

Esta puesta en escena forma parte de una gira internacional para promocionar su última producción discográfica, “Lo niego todo”.

Durante el espectáculo, Joaquín cantó una estrofa de la canción “Son tus perjúmenes mujer” del cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy, “Son tus perjúmenes mujer, los que me sulibeyan, los que me sulibeyan, son tus perjúmenes mujer”, entonó ante los espectadores, quienes aplaudieron emocionados por la breve interpretación.

Historias

En la mágica velada, el cantante español relató diversas anécdotas que marcaron su vida musical como: haber cantado en el metro y en restaurantes “de reputación dudosa” en Londres, “en ese tiempo yo no componía, ni tenía la intención de ser un cantante, yo era un estudiante de literatura”, a lo que agregó que Joan Manuel Serrat y los Rolling Stones, fueron unos de los artistas que influenciaron su pasión musical, “me inculcaron un veneno en la vena que es muy difícil curarse”, mencionó el también poeta y pintor.

Durante el espectáculo, Joaquín cantó una estrofa de la canción “Son tus perjúmenes mujer” del cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy.

Sabina compartió con el auditorio que para él y su equipo estar de gira no significa estar lejos de casa, “el escenario es nuestra casa. Yo no estoy sin mi familia, estos chicos son mi familia, cantan conmigo, sufren conmigo, ríen conmigo, lloran conmigo, se emborrachan conmigo, ahora menos porque están muy mayores”, bromeó en el escenario.

El español se despidió de los nicaragüenses que asistieron al TNRD, sin embargo, los más de mil fanáticos pidieron con ovaciones otra melodía más. Joaquín atendió el llamado y regaló dos últimos temas. Este gran ícono del escenario musical romántico agradeció a los apasionados seguidores y dijo adiós con la frase: “Hasta siempre, Nicaragua”.