•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Su encuentro con el arte fue casi fortuito. Sus cuadros le han dado la vuelta al mundo sirviendo como ventanas con vista al paraíso, pues sus trazos se han consagrado a inmortalizar la belleza natural del Río San Juan, cuando la selva que le circundaba era espesa y la fauna abundante, adornando con un toque mágico el limpio caudal tan admirado y disputado.

En el recuerdo, ahí viven esos paisajes del lugar donde se inició como artista, porque asegura que con el paso de los años la selva dejó de ser selva, dando paso a una transformación producto de la “civilización” que ha hecho que el cuerpo de agua sea tan solo una sombra del paraíso de antaño. 

Eugenio Méndez, el artesano mexicano que amasa cera de abejas

Oriunda del Papaturro, ubicado en la costa sur del lago Cocibolca, frente a Solentiname, la pintora nicaragüense y maestra del primitivismo, Yelba Ubau, había emigrado a Managua para estudiar Secretariado Ejecutivo, pero debido al fallecimiento de su mamá regresa a su hogar, sin imaginar que ahí estaba su futuro.

“En ese tiempo el padre Ernesto Cardenal había hecho un proyecto artístico con la gente de Solentiname. La gente ahí dibujaba figuritas en huacales y vio que había gente con talento para pintar, entonces llevó a Róger Pérez de la Rocha a dar cursos, de ahí salió un grupo de pintores. En 1978 estuvimos exiliados  en Costa Rica y ahí nos reunimos todos los de Solentiname, éramos varios pintores que estuvimos en un centro cultural para hacer talleres, así comencé con la pintura”, señala.

Taiwán convoca a concurso de pintura infantil

En 1979 regresaron a Nicaragua y recuerda que el Ministerio de Cultura empezó a promover la pintura y en todos los departamentos había casas de culturas donde daban clases para pintar.

“Yo me fui desarrollando sola y desde entonces no he parado de pintar. Pinto al óleo sobre tela. Pinto paisajes del Río San Juan en los tiempos en los que era selva pura. Me quedó todo eso y digo que mi pintura va a quedar para que sepan que fue así esa zona, porque ya se está perdiendo”, comparte.

Asimismo, confiesa  que cuando empezaron las clases en la Escuela de Bellas Artes, con el maestro Rodrigo Peñalba, conoció a una muchacha que estudiaba ahí y ella le dijo a una tía que deseaba inscribirse a lo que le respondió: “Esa no es una profesión, hija, te vas a morir de hambre”.

“Pero gracias a Dios no se cumplió su vaticinio y he podido vivir de la pintura, en mi colegio nos daban nociones de arte, cosa que no veo hoy en día en la educación, así que siempre tuve inclinación por pintar hasta que me junté con esta gente de Solentiname”, apunta.


Reconocimientos

La maestra Ubau es una mujer sencilla, pero no podemos obviar que sus obras son soberbias en cuanto a técnica y precisión, y aunque su pintura ha sido considerada ingenua, al ver sus obras encontramos muy poco de ello.

Los paisajes que en su mayoría tienen como eje central el agua, rodeada de árboles, coinciden en tener como punto de fuga perfecto el Sol o la Luna, gracias a los amaneceres que evoca y a las noches en las que la oscuridad se disipa bajo la potente luz de Luna. 

Frida Kahlo y su legado en las artes

Desde 1980 a la fecha, Ubau ha participado en más de 100 exposiciones colectivas nacionales e internacionales. Entre los premios que ha recibo destacan: mención especial de pintura en el Certamen Nacional de Artes Plásticas, 1984; Premio Especial Armando Morales Certamen Nacional de Artes Plásticas, 1998; Ciudadano Notable del siglo, otorgado por la comisión del Milenio Banco del Café, 1999; Tercer Lugar concurso de los Agüizotes otorgado por CECHAN, 2014.

Homenaje

La VIII exposición Mujer y Arte, una muestra organizada por el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (INCH) se inaugurará mañana martes a las 6:30 de la tarde. Dicha exposición se enmarca en las actividades conmemorativas por el Día Internacional de la Mujer, con el objeto de promover y difundir el arte femenino nicaragüense. 

Esta edición de la muestra estará dedicada a exaltar la importancia de la pintora Ubau en la plástica nacional, por ser una de las pioneras de la pintura primitivista en nuestro país.

En esta octava edición de la muestra participan 24 artistas plásticas, con la presentación de pinturas y esculturas, de las más diversas técnicas, ellas son:  Alejandra Duque-Estrada, Berta Marenco, Cayetana, Chilo Delgadillo, Chylo Bosche, Claudia Fuentes de Lacayo, Damiana Corea Arellano, Gertrudis Guerrero, Giovanna Serrano, Ilse Ortiz de Manzanares, Inelia Lovo, Ingrid Alexander Tünnermann, Laura Báez de Lacayo, Lucía Martínez, María Antonieta Lugo, María Eugenia Lacayo, María Lourdes Centeno, María Reneé Pérez, Nunzia Valenti Fajardo, Ligia Mendieta de Vaughan, Luisa Guerrero, Luz Marina Acosta, Marcia Price Mayrink y Rosa Carlota Tünnermann.

La exposición estará disponible para su visita hasta el viernes 23 de marzo, en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde.