•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A los 16 años, Jymmy Aguilar Góngora entró a la escuela de la Casa de los Tres Mundos, donde inició sus clases de música. 

Fue ahí donde conoció al maestro Alberto San José. “Con él recibí mis primeras lecciones de canto lírico. De ahí seguí practicando el género”, cuenta el joven granadino.

El ahora tenor comenta que no sabía que podía desarrollar el canto lírico. “Muchas veces no sabemos los dones que tenemos hasta que se nos da la oportunidad de desarrollarlo. En la Casa de los Tres Mundos yo descubrí esa pasión por el canto lírico”.

Actualmente, el tenor es profesor de música. A los 19 comenzó impartiendo clases en la academia Baluarte, en Masaya y actualmente es docente de St Mary School.  También forma parte indirecta de Fundación Incanto, la cual lo eligió para realizar una pasantía de masterclass en Italia. Allá se preparó en técnica local, expresión corporal y clases de italiano.

Señala que por la falta de promoción, la población desconoce las virtudes de la ópera, sobre todo porque la mayoría de material no es en español, lo más similar es la zarzuela, de España. 

“Es muy difícil relacionarse con la ópera porque no se nos inculcan visitar el teatro, por ejemplo. En otros países estas expresiones artísticas son parte de sus estudios, y ahora como docente yo tengo la oportunidad de promoverlo entre los niños, para desarrollar la sensibilidad ante el arte”, apuntó.

Actualmente Aguilar es coordinador del proyecto Laudate Cor en Granada,  el cual promueve el arte con la música coral y prepara a jóvenes en este campo.