•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cantante Alejandra Guzmán tiene lista la historia sobre su vida, que estaría en la pantalla chica a mediados de año, en la que contará cómo cumplió sus sueños, pero también abrirá “muchos ojos” al exponer detalles de la enfermedad que la tuvo al borde de la muerte.

“Ya están escritos todos los capítulos, aún no se sabe quién será  Alejandra Guzmán”, dijo en entrevista con Efe la intérprete mexicana, quien espera que la serie esté en la televisión en unos cuatro meses presentada por el Grupo Imagen, y realizada en conjunto con Sony Pictures, en la que también tomará parte.

“Está bien producida como cine,  bien hecha. No es una novela”, afirmó Guzmán, que habla con pasión de su carrera, en la que se ha convertido en una estrella, ha vendido más de 20 millones de copias de discos y ha afrontado problemas de adicción, de salud y siempre ha dicho lo que piensa aunque admite que le ha causado algunos problemas.

De acuerdo con Guzmán, en esa serie expondrá “lo de la enfermedad de los polímeros, lo duro que ha sido exponer la verdad que, aunque es dura puede abrir muchos ojos porque siguen matando a gente, siguen haciendo atrocidades con las personas”.

La intérprete de “Hacer el amor con otro”, que se presentó anoche en Nueva York junto a Gloria Trevi, se refirió al tratamiento estético de hace siete años, en el que le inyectaron una sustancia tóxica en los glúteos, lo que desencadenó en una peligrosa infección, varias cirugías que la mantuvieron meses fuera de los escenarios y cerca de la muerte.

“Tengo mucha suerte. Estuve infectada con cuatro bacterias y salí adelante pero, no fue fácil. Estuve cinco meses con el cuerpo abierto. Tuve que leer en los ojos de los médicos si podían o no ayudarme. En la medicina fui un ratón de laboratorio”, recordó la “Reina del rock”, que también afrontó cáncer de seno del que fue operada en el 2007 para extirparle el tumor.

Guzmán no oculta la emoción que siente, porque conocerá al papa Francisco el próximo 20 de abril en Roma.