•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El festival South by Southwest (SXSW) de Austin, Texas, finalizó ayer su edición número 32 con un concierto en el que diferentes grupos nacionales e internacionales despidieron uno de los eventos con mayor repercusión del panorama cultural.

Un año más, la música fue una de las grandes protagonistas, con un amplio abanico de estilos y nacionalidades que hicieron vibrar a las más de 400,000 personas que se congregaron en la ciudad sureña.

 Taiwán convoca a artistas nicaragüenses

Durante este gran evento, la agrupación nicaragüense La Cuneta Son Machín llevó a esta ciudad el popular ritmo nica, donde presentaron conciertos con el repertorio musical de sus últimos álbumes “Mondongo” y “Cañambuco“.

Asimismo, sonidos urbanos como el rap y su incipiente evolución, el “trap”, confirmaron en esta edición que su auge en el mercado estadounidense está lejos de detenerse.

Ritmos y bases de todo el mundo reflejaron la diversidad cultural del festival, que nació en 1987 como un espacio para impulsar el circuito independiente de cine y música.

 El arte contra el acoso callejero

Entre los más de 1,900 conciertos, las influencias de América

Latina y España impregnaron con su alegría al público texano, con una programación repleta de compases como la salsa, la cumbia, la guitarra española y las letras en castellano.

La edición SXSW 2018 quiso, además, reconocer el papel de la mujer incluyendo una gran presencia femenina en su programación.

 Lanzan video musical que promueve el cuido del medioambiente

El festival SXSW finaliza hoy nueve días de conciertos, conferencias sobre innovación tecnológica y cientos de proyecciones cinematográficas que convierten cada año a la capital texana en uno de los puntos de referencia de la cultura mundial.