•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La pistola que emplea Han Solo (Harrison Ford) en "Return of the Jedi" (1983), la tercera película de la saga original de "Star Wars", saldrá a subasta en junio, informó hoy la casa Julien's Auctions en un comunicado.

El artículo, que se espera alcance un precio de entre 300.000 y 500.000 dólares, es el más deseado de esta subasta que llevará por título "Hollywood Legends" y se llevará a cabo el 23 de junio en el hotel Planet Hollywood de Las Vegas (Nevada) a través de la página web de la empresa.

 Lea: Familia de DJ Avicii: "Ya no tenía fuerzas, quería encontrar la paz"

"Estamos encantados de descubrir esta rara e importante pieza de una de las películas más influyentes en la historia de Hollywood, usada por uno de sus héroes más queridos", indicó Martin Nolan, director ejecutivo de la compañía.

El arma, conocida como una BlasTech DL-44, fue diseñada específicamente para la película y se basó en el formato de una Mauser C96 Broomhandle real, a la que se añadieron partes adicionales. Foto: Cortesía / END."La pistola de Han Solo es uno de los artículos más fascinantes provenientes de películas de 'Star Wars' que hayan llegado a una subasta, y llega del archivo del director artístico de la película", explicó Nolan, en referencia a James L. Schoppe.

 Lea más: Bill Cosby es declarado culpable de tres delitos de agresión sexual

El objeto, hasta ahora parte de la colección "The James L. Schoppe Star Wars: Return of the Jedi Production Archive", saldrá a disposición del público coincidiendo con el 35 aniversario del estreno del filme.

El arma, conocida como una BlasTech DL-44, fue diseñada específicamente para la película y se basó en el formato de una Mauser C96 Broomhandle real, a la que se añadieron partes adicionales.

 Además: Enrique Bunbury pide en un concierto no olvidarse de Nicaragua

Una vez que el rodaje de la cinta terminó, el encargado de los objetos del filme, Peter Hancock, cedió la pistola y otros artículos de la cinta al director artístico James L. Schoppe, que los mantuvo almacenados durante las últimas décadas.