•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alexandra Canosa, productora asociada de la serie “Marco Polo”, había presentado en diciembre una demanda inicial por 10 millones de dólares y esta semana la modificó para detallar sus acusaciones contra Weinstein, de 66 años, y padre cinco hijos.

Según Canosa, Weinstein “la amenazaba constantemente” y “dejó en claro que si no sucumbía a sus demandas de contacto sexual o si exponía su conducta habría represalias, incluida humillación, pérdida de su trabajo y perdería toda oportunidad para trabajar en la industria del entretenimiento”, según los documentos presentados.

Los maltratos incluyeron agresiones físicas y sexuales así como múltiples casos de violación entre 2010 y 2015, de acuerdo con la demanda actualizada esta semana.

Los demandados, que implica también a la productora Weinstein Company, “sabían o debían haber sabido sobre la conducta de Harvey Weinstein, y no actuaron para corregir o restringir dicha actividad”, alega Canosa.

“En cambio, los acusados facilitaron, ocultaron y respaldaron su conducta ilegal”, acusó.

En agosto de 2017 Canosa dijo que Weinstein la amenazó verbalmente si ella decía algo sobre este tema.

Harvey Weinstein, quien fuera el productor de las películas más celebradas en la temporada de premios de Hollywood en las últimas décadas, y conocido por elevar al estatus de estrella a los actores de sus filmes, ha sido acusado por cargos similares por más de 100 mujeres desde que The New York Times y The New Yorker revelaron este escándalo en octubre del año pasado.

La última en sumarse a larga lista de actrices que lo acusaron fue Ashley Judd, quien demandó el lunes al desacreditado productor asegurando que perjudicó su carrera, después de que ella rechazara una propuesta sexual.