•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresentador de la cadena CBS Charlie Rose protagonizó muchos más episodios de acoso sexual de los que se sabía hasta la fecha, razón por la que el canal prescindió de él hace unos meses, informó hoy el diario The Washington Post.

Otras 27 mujeres, 14 empleadas de la CBS y otras 13 que trabajaron con él en otros lugares, indicaron que Rose las acusó sexualmente, lo que se suma a las ocho acusaciones previas.

La ONU recibió 54 denuncias de abuso sexual contra su personal en tres meses

Las preocupaciones sobre el comportamiento de Rose, de 76 años, fueron puestas en conocimiento de los gerentes de la CBS ya en 1986, y continuaron hasta el último caso, en abril de 2017.

Las nuevas acusaciones llegan después de que se revelara el pasado noviembre que hasta ocho mujeres acusaron a la estrella televisiva de hacerles llamadas lascivas, caminar desnudo en su presencia y toquetearles los senos, el trasero e incluso los genitales.

Una marcha recuerda en Francia a una niña asesinada por violador reincidente

Las acusaciones vertidas entonces provocaron el despido del famoso presentador, quien desde 1991 presentaba un emblemático programa de entrevistas en esa cadena, así como otro de la PBS, de donde también fue despedido.

La investigación del Post se basa en entrevistas realizadas durante un período de cinco meses a 107 empleados actuales y anteriores de la CBS, así como otras dos docenas personas que trabajaron con Rose en otros programas de televisión.

Muchos de los entrevistados hablaron bajo condición de anonimato ante el temor por represalias.

Fallo por abuso sexual en España abre debate sobre el tribunal que lo juzgó

Las nuevas acusaciones contra Rose se remontan incluso hasta 1976, cuando, según una exasistente de investigación, expuso su pene y le tocó los senos en la oficina de NBC en Washington, donde trabajaban.

En la CBS, donde además del programa matutino Rose trabajó como corresponsal del histórico programa "60 Minutes", algunas mujeres que trabajaban en ese espacio dijeron haber sido acosadas, pero no denunciaron los episodios a la gerencia por temor a que la dirección diese prioridad a la carrera de sus estrellas masculinas.