•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Netflix, Reed Hastings, admitió el jueves que la plataforma cometía "a veces errores" y que con el Festival de Cannes, donde ninguno de sus filmes fue seleccionado este año por falta de acuerdo, se encontraba en una "situación delicada".

A diferencia de la edición 2017, el Festival de Cannes de este año (del 8 al 19 de mayo) impuso que, para las películas seleccionadas, se respetara el plazo de tres años entre el estreno de su filme en salas y la difusión a sus abonados.

Black Panther y Stranger Things comandan nominaciones a MTV Movie & TV Awards

Netflix decidió entonces boicotear el prestigioso certamen.

El gigante del audiovisual, con 125 millones de abonados en el mundo, dijo sin embargo que estaba dispuesto a autorizar el estreno de sus películas en las salas francesas, pero no garantizaba el plazo de 36 meses.

El presidente de Netflix, Reed Hastings

"Nos ven como agitadores, y a veces hacemos errores", reconoció Reed Hastings, cofundador y presidente de Netflix, durante un debate en el festival "Series Mania" en Lille, en el norte de Francia. "Creo que con el Festival de Cannes hemos llegado una situación más delicada de lo que habríamos querido".

Cannes y Netflix consuman su ruptura

"Nos encanta el Festival de Cannes, vamos desde hace muchos años, este año tenemos todavía algunos compradores. El festival quiere encontrar realmente un modelo que funcione para ellos y para nosotros, y esto acabará ocurriendo", agregó.

Hastings aseguró que Netflix no intentaba "sacudir el sistema del cine". Pero "como nuestros abonados financian nuestros filmes, queremos que tengan acceso a ellos rápidamente y no tres años más tarde".

"Tratamos nuestras películas como nuestras series, las producimos directamente para nuestros abonados y no se estrenan en cines", abundó.

Netflix y DreamWorks crearán una serie de animación sobre Fast & Furious

Para el responsable de Netflix, las plataformas no compiten con las salas de cine: "Es como cocinar en casa, lo que no impide ir a veces al restaurante".

Pero "la regulación es crucial, y tenemos que encontrar como trabajar en las reglas del sistema. Es nuestra responsabilidad", admitió.