•  |
  •  |
  • END

El transporte básico que ofrecieron modelos como el Fiat 500, el Citroën 2CV, el Mini y otros ha evolucionado en seguridad, economía, confort y respeto al medio ambiente.

Los autos compactos o pequeños de hoy son más convenientes, en casi todo sentido, que los medianos o grandes de hace 20 años, porque su tecnología responde a estrictas normativas europeas y estadounidenses que rigen su funcionamiento y procesos de producción.

Generalmente, para comprar el factor crítico resulta ser el desembolso a realizar. Pero, aún así, la mayoría de las personas compran el carro que pueden pagar y que satisface aspectos emotivos, como color de carrocería, equipamiento extra y demás factores que son, en realidad, secundarios ante el nivel de tal inversión.

En otras palabras hablamos de cuánto cuesta sacar un carro de la agencia, costo que incluye enganche, impuestos, trámites de escrituración y el monto de cada mensualidad, más la totalidad de las mismas al cancelar todas las letras.

Por eso es importante analizar antes de comprar. El análisis de conveniencia para adquirir un auto pequeño puede resumirse en los siguientes factores primarios:
1. Adquisición. El transportarse en un auto pequeño representa una inversión razonable si se hace un cálculo por kilómetro recorrido, porque será más económico que uno de mayor tamaño.

2. Seguridad. Aunque sean más pequeños, los compactos modernos son más seguros gracias a que utilizan materias primas más resistentes que el acero. Por otra parte, si el auto pequeño servirá para la ciudad estará como pez en el agua. En cambio, si se necesitará realizar grandes recorridos en carretera, tal vez un auto grande sea el más adecuado.

3. Economía en el gasto de combustible. Indudablemente éste es un factor primario en este segmento. Luce atractivo que para llevar a 1.3 personas durante unos 80 kilómetros se requiere un galón de gasolina, mientras que cuando se evalúa un auto mediano tendrá que suponerse un consumo de 20 a un 30 por ciento mayores.

4. El tipo de combustible. A pesar de una serie de erróneos mitos que rodean al diesel, muy pronto la situación de precios del petróleo hará reevaluar tales equivocaciones. En la actualidad hay autos pequeños que recorren hasta más de 100 kilómetros con un solo galón de diesel.

5. Desempeño. Los nuevos motores, tanto diesel como gasolina, logran producir más caballos de fuerza y newtons de torque que máquinas mayores de hace apenas unos 5 años, las cuales también consumían más combustible.

6. Espacio requerido. Los compactos aprovechan mejor el espacio. El habitáculo de un auto de los años 70, con un motor de 350 pulgadas cúbicas y 8 cilindros en V, tenía una capacidad casi igual a la de uno pequeño actual que monta un motor de menos de un litro, unas 61 pulgadas cúbicas, y en ambos caben las mismas cuatro personas.

7. Convertibilidad. Como trasladar maletas, muebles y equipo es común, es importante que los asientos traseros y el tercer cuerpo, o baúl, se integren en sólo un espacio por medio de asientos abatibles, una oferta común en los autos compactos de hoy.

8. Ecología. El respeto al medio ambiente inicia en la eficacia energética que tienen los autos compactos. Los grandes dinosaurios de 8 cilindros de los años 70 resultan ser hasta insultantes para el transporte diario actual, además de que terminan con cualquier presupuesto de combustible en una fracción del mes. Luego, los líquidos del motor tienden a ser más y más respetuosos del medio ambiente en los autos nuevos, siendo algunos biodegradables. Por último, la factibilidad de tener partes reciclables en un auto es un alivio para quien se sabe la causa del bienestar propio y de su familia.

Estos factores han cobrado mayor interés recientemente, porque los precios internacionales del petróleo han llegado a niveles tan altos que se cree que estamos ante una crisis similar a la de los años 70, de donde surgieron la mayoría de los carros pequeños que han dominado el mercado en los últimos 35 años.

Sin embargo, en esta ocasión existe otro factor más impactante y de mayor alcance: el despertar del mercado chino. Baste recordar cómo una megaobra china alteró el precio y la disponibilidad del hierro en todo el mundo, para evaluar qué nos espera cuando ese mercado demande gasolina con voracidad.

Así que si usted todavía no ha considerado el uso de un auto pequeño es tiempo de que lo haga, porque no se sabe desde cuándo viajar en un auto mediano o grande será simplemente un grato recuerdo.


www.mundomotor-pl.com