•   Oslo, Noruega  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las estadísticas de Beyoncé y Kanye West en la plataforma de streaming Tidal, propiedad de Jay-Z, fueron manipuladas, lo que permitió a los dos artistas estadounidenses cobrar derechos de autor excesivos, afirmó el miércoles un diario noruego.

Según el diario económico Dagens Naeringsliv (DN), el número de escuchas de los álbumes "The Life of Pablo" de Kanye West y "Lemonade" de Beyoncé, ambos publicados en preestreno en Tidal en 2016, fue inflado mediante la manipulación de los logins de los usuarios.

 Lea: Fallece la popular cantante belga Maurane

Kanye West es el exprotegido de Jay-Z, y Beyoncé su mujer. El rapero compró en marzo de 2015 por 56 millones de dólares la plataforma Tidal, que tiene sus raíces y mantiene una importante actividad en Noruega.

Kanye West, cantante estadounidense. Foto: Archivo/END

Las revelaciones de DN significarían que Kanye West y Beyoncé, y sus casas discográficas, cobraron una cantidad inapropiada en calidad de derechos de autor redistribuidos por Tidal, en detrimento de otros artistas presentes en esa plataforma de música en línea.

 De interés: Enrique Iglesias y Pitbull juntos en “Move to Miami”

Esto pondría a la plataforma en un aprieto, después de que prometió retribuir a los artistas de forma más generosa que sus competidores (Spotify, Apple Music, Deezer...).

Apoyándose en un estudio del Centro de Ciberseguridad y Seguridad de la Información (CCIS), DN aseguró que hubo más de 320 millones de lecturas falsificadas de títulos de los dos álbumes durante cortos periodos, una manipulación que afectó a más de 1,7 millones de usuarios.

 Además: El K-pop, el ritmo que atrapa a los jóvenes

Los logins que menciona el diario muestran modelos de escucha sospechosos, como la lectura simultánea de varios títulos por un mismo usuario o la lectura repetida de la misma canción en intervalos regulares, por ejemplo cada seis minutos exactamente.

Por voz del abogado estadounidense Jordan Siev, citado por DN, Tidal desmintió toda manipulación, afirmando que los datos fueron robados y las afirmaciones del diario eran erróneas.