•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La actriz y directora teatral Lucero Millán, de origen mexicano, abandonó Nicaragua después de recibir amenazas de muerte y de destrucción de su sala de teatro en Managua, según lo denunció hoy en su cuenta de Facebook.

Millán, quien reside en Nicaragua desde la revolución sandinista (1979-1990), dijo haber sido amenazada anónimamente pese a que no ha hecho comentarios sobre la situación política del país debido a su condición de extranjera.

"A pesar de esta condición que limita mi libertad de expresión, he sido amenazada de muerte y amenazaron con quemar el teatro, de manera anónima. Esto me ha obligado a salir del país por un rato", escribió la conocida actriz desde la Ciudad de México.

Lucero Millán. Cortesía/ENDMillán es fundadora del conocido grupo teatral Justo Rufino Garay, que posee una de las pocas salas de teatro del país y donde a menudo se exhiben obras de contenido social y político.

Su nombre no figuró en una lista de artistas e intelectuales que apoyaron días atrás al presidente Daniel Ortega frente a las protestas que sacuden el país y que el Gobierno atribuye a "un complot para desestabilizarlo".

Al dar cuenta del motivo de su denuncia, declaró que lo hacía por si algo le pasaba a ella o al teatro.

"Reitero como artista mi compromiso incuestionable con el pueblo nicaraguense, al que amo y siempre he admirado desde que llegué en 1979 al país que elegí para vivir", agregó.

“Nicaragua entera y el público del Justo Rufino Garay conocen mi trayectoria y compromiso con la causa de los más desprotegidos, abogando siempre desde mi posición de artista por una sociedad más justa y libre para todos”.

Nicaragua vive la peor crisis social desde 1979, debido a una ola de protestas que comenzaron con una manifestación estudiatil a mediados de abril y que se extendieron por el país tras la violenta actuación de la Policía y bandas paramilitares contra civiles.