•   Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como parte de su primera gira como solista, el cantante dio un mega espectáculo el pasado sábado ante más de 30,000 personas.

A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, Residente aseveró, sin embargo, que no quería hablar de números “ni de récords porque no me llena. Nunca me gustaron las matemáticas por eso soy rapero”.

“Solo quiero hablar de momentos. Me sentí querido y eso me hacía mucha falta en mi país. Gracias por regalarme uno de los mejores momentos de mi vida”, concluyó.

Tras el concierto en Puerto Rico, Residente y su banda prosiguen su gira por Europa y Estados Unidos. 

“Para mí es un placer siempre venir a tocar en Puerto Rico. Además de que es una necesidad, después de tocar en tantos países, me recarga energías. Y pues sé que la energía de cada canción es distinta, porque este es mi país”, sostuvo René Pérez.

“No es otro concierto más. Hay algo especial que tiene Puerto Rico, por su situación, no solo la actual, sino la histórica, y por la semilla nos juntamos a ver peleas de boxeo o tener un juego de dominó. Para muchas cosas estamos unidos”, enfatizó Residente, de 40 años.

Y es que después de arrancar su primera gira de espectáculos como solista el 17 de junio del año pasado en el Auditorio Nacional de México y proseguir por Europa y Latinoamérica, Residente llegó al fin a su isla natal junto a su nueva agrupación, luego de diez años como cantante y protagonista del grupo urbano Calle 13.

Entre los temas más notables y nostálgicos de Residente está “Hijos del cañaveral”, incluido en su primer disco homónimo como solista, y que cantó en los pasados premios Grammy Latinos.

“Desde que la canté en los Grammy, me sentí bien emocionado. Son momentos que me llevo, que se sientan conectado con el tema”, ahondó.

En la presentación del sábado, los músicos de Residente también utilizaron instrumentos confeccionados con árboles derribados por el huracán María en septiembre pasado.

La Banda

Los músicos que integran la banda de Residente provienen de países diversos, como Marruecos, Alemania, Argentina y Puerto Rico.

“Soy el anfitrión de todos ellos. Estaban locos por venir y enseñarle nuestras playas”, sostuvo Residente, quien se comprometió a llevar a sus compañeros de banda a varias playas de Puerto Rico, uno de los lugares más característicos de la isla.

“Mi interés principal es que la gente conozca a la banda. Son músicos tan talentosos, y hasta me siento mal conmigo mismo de yo tocar con ellos”, dijo Residente, quien además cuenta con al menos dos músicos puertorriqueños en su agrupación.

Esta fue la segunda ocasión que Residente se presenta en el Estadio Hiram Bithorn, después de hacerlo hace más de dos años, en lo que fue el último espectáculo de Calle 13 y el fin de una gira de aquel entonces.

Residente viajó con su hijo, Milo, a Puerto Rico para que vaya conociendo más a la isla y aprendiendo más del trabajo que hace su padre.

Tras esta presentación, Residente y su banda proseguirán su gira por Europa y Estados Unidos.