•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No conoció a Álvaro Conrado en vida, pero le dejó una gran lección de lucha, valentía y amor al prójimo. Juan “Juancho” Tijerino , de 19 años, es el artista que realizó la ilustración del adolescente que murió durante las protestas de abril en el sector de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), cuando regalaba agua helada a los estudiantes que para ese entonces luchaban contra las reformas del INSS.

¿Desde hace cuánto comenzaste tu carrera como ilustrador?

Mi carrera oficialmente inició a la edad de 15 años. Desde pequeño he tenido la afinidad de dibujar, pero los 15 me marca porque a esa edad publiqué mi primera historieta “Exodus”, primer cómic de Nicaragua, desde entonces comenzó mi carrera de dibujante.

¿Estudiaste algo relacionado con diseño gráfico o artes plásticas?

Actualmente soy profesional en Diseño Gráfico, que fue la carrera que escogí más afín de mi gusto por el dibujo, la ilustración fue un camino entre lo empírico y lo autodidacta (Internet), también mi hermano mayor, que es dibujante, me enseñaba técnicas de ilustración.

Tu ilustración de Álvaro Conrado se hizo viral, pero pocos sabían quién era el creador. 

Juan Tijerino Cortesía/END

¿Cómo te hizo sentir que una creación tuya se hiciera nacional?

La ilustración nace de una solicitud de un docente del Loyola que vio que estaba haciendo ilustraciones en protesta y me dijo que querían rendirle un homenaje a Álvaro Conrado, yo acepté. Recuerdo que no me tardé ni 20 minutos en hacer el arte después de ver fotos de él, fue como leerlo y conocerlo sin que me dieran datos profundos de Álvaro, pero algo que me captó era que él tenía una mirada llena de vida y era una persona con todo un futuro delante, quería retratar eso en su mirada esperanzadora. También escogí un estilo más japonés porque miré que le gustaba mucho los animes, pensé quizás el quisiera verse retratado así, pues una vez publicado no creí que las personas lo hicieran viral y verlo en las manifestaciones e impresos en muchas camisetas me dio alegría y honor que se haya convertido en un símbolo a la causa de los estudiantes.

La verdad mi firma la tiene el dibujo, pero en la foto que tomé no salía. Igual iba a ser complicado que me encontraran, porque ahorita uso un seudónimo y uso un apodo para mi firma (Vagancio).

¿Vos no lo conociste en persona?

No lo conocía.

Y después de haber leído sobre su vida... ¿qué opinión te merece?

El era un muchacho común, que tenía una vida tranquila y aprovechaba sus oportunidades para salir adelante, porque sí parecía que sus padres lo apoyaban bastante para darle un brillante futuro, él pudo haberse quedado en su casa y solo denunciar en redes sociales como muchos y evitar el peligro pero no, a él lo que lo hace extraordinario es ese amor al prójimo y a la patria que lo hace arriesgarse, es demostrar lo que muchos no teníamos, que era meter las manos al fuego por Nicaragua. Es un gran ejemplo. También me ha llenado de valor su actitud siendo un jovencito.

 Las honras fúnebres de Álvaro Conrado hijo. Archivo/END -

¿Además de Álvaro qué otros personajes has realizado a raíz de las protestas?

Hace poco hice a Lesther Alemán por su acción en el primer día del diálogo, también a monseñor Silvio Báez en una crítica al diálogo de Ortega, hice al mismo Daniel (Ortega) como un diablo cuando atacó a traición a los estudiantes. De momento tengo pensado realizar otros protagonistas, de esto solo me hace falta más tiempo.

¿Qué proyecto tenés a raíz de tus ilustraciones? ¿Alguna historieta, quizás?

Para los que me conocen saben que siempre he estado promoviendo y trabajando en proyectos de cómics independientes, tanto impresos como digitales. Estoy en el proyecto Ineffabilis y en uno de un editorial de cómic personal que aún se está cocinando. Más adelante daré más información.