•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“La colaboración con Nacho ha sido enriquecedora en todos los aspectos”, dice la artista y afirma que esta unión ha dado como resultado este tema inédito que anuncia su regreso a la música. 

“Desiré (me tienes loquita)” ha sido producida por Mauricio Reginfo y Andrés Torres en sus estudios de Los Ángeles y el videoclip rodado en Miami y Cuba, dirigido por Ernesto Riadigos y producido por Alejandro Pérez. 

Sin duda no había combinación de “hit makers” más explosiva para poner ritmo al mundo en los próximos meses.

 De “Dios” de Hollywood a pobre diablo

Este año será fundamental para la protagonista. Durante el presente ejercicio, Paulina publicará su esperadísimo nuevo álbum de estudio. El disco estará precedido por el single “Desiré (me tienes loquita)”, en el que colabora su viejo amigo Nacho dándole acertada réplica vocal. 

La canción se trata de una composición vibrante e inmediata, plenamente contemporánea, de estribillo invicto y marcado acento urbano, que anticipa el deseado reencuentro con la indiscutible diva del pop latino. 

La cantante mexicana regresa más fuerte que nunca. La pasión por su oficio y la chispa creativa permanecen intactas en este retorno expansivo que promete tantas sorpresas como satisfacciones. 

Carrera

Pocas estrellas del firmamento pop latino han brillado con el fulgor –y durante tanto tiempo– como Rubio. La artista tiene un recorrido incomparable de hitos profesionales y éxitos de carácter global.

Componente original del grupo Timbiriche –uno de los fenómenos más duraderos del pop azteca–, inició su carrera en solitario en 1992 con un álbum cuyo título, “La chica dorada”, se convirtió en sobrenombre profesional y le abrió las puertas del mercado discográfico estadounidense.

 Ariana Grande se tatúa en honor a víctimas de Mánchester 

Desde entonces, su popularidad creció de forma sostenida tanto en Norteamérica como América Latina, explotando definitivamente con el cambio de milenio tras su fichaje por Universal Music.

“Paulina” (2000) y muy especialmente “Border Girl” (2002) efectuaron un extraordinario “crossover” de público cuya onda expansiva se hizo sentir en todo el planeta. Convertida en ídolo pop de calado mundial, Rubio fue la artista latina más vendedora durante los primeros años del presente siglo gracias al impacto de canciones como “Y yo sigo aquí”, “Yo no soy esa mujer” o “The One You Love”.  

Lejos de conformarse con semejante triunfo, siguió avanzando por el tablero de la creatividad para publicar “Ananda” en 2006.  Cada vez más implicada en la composición y elaboración de sus trabajos, la reina del pop latino regresó en 2009 con “Gran City Pop”, un álbum desprejuiciado y bailable que incluía sencillos como “Causa y efecto” y “Ni rosas ni juguetes”.

 Convocan a Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe

El disco ampliaba la paleta estilística de la mexicana conjugando elementos de géneros como la ranchera, el hip-hop, el eurodisco o el pop británico ochentero. Con “Brava!” (2011) apostó por una hábil combinación de canciones en inglés y español.

 En 2013, llegó a las tiendas el recopilatorio “Pau Factor”, un guiño a su participación como jurado en el talent-show The X Factor. El álbum recorre parte de los éxitos que jalonan su trayectoria y permite obtener una agradecida vista panorámica de la misma.

Éxitos que seguirían acumulándose en años sucesivos gracias a la calurosa acogida dispensada a canciones como “Mi nuevo vicio” en 2015 –en colaboración con los colombianos Morat, un auténtico pelotazo en España que se tradujo en Doble Disco de Platino más número uno en la lista de Promusicae– y “Si te vas” en 2016. Esta última volvió a ocupar la zona alta de la lista latina de Billboard, engrosando la impresionante colección de hits que Paulina atesora.