•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación de Academias de la Lengua Española se reúne esta semana en Tenerife (España) para preparar el “Diccionario fraseológico panhispánico”, una recopilación de las 20,000 o 25,000 frases hechas y modismos más comunes entre los hispanohablantes de todo el mundo.

Veintitrés academias de la lengua componen esta asociación, presidida por el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, y ocho de sus representantes asisten a la primera reunión de la Comisión Interacadémica que dirige los trabajos para este diccionario.

Historia

“El español es una lengua llena de frases hechas que reflejan ingenio e ironía, que enriquecen mucho el idioma”, y el hecho de elegir una localidad del archipiélago de las Canarias como base de estos trabajos tiene que ver con su papel histórico en la expansión del castellano como lengua global a partir de 1492, comentó Villanueva antes del encuentro.

En octubre de 2017 ya se reunió en La Laguna (Tenerife) el Consejo Científico de este nuevo diccionario, al que sigue ahora el encuentro de la Comisión Interacadémica que elaborará la programación a la que se ajustará el trabajo que seguirá cada academia en sus respectivos países. 

“Esta semana vamos a tener en nuestro poder la planta del diccionario, la estructura, el diseño y la metodología para hacerlo”, dijo Villanueva.

A esta sesión asisten representantes de ocho de las 23 academias que integran la asociación, seleccionadas por áreas geográficas: Uruguay, Bolivia, Nicaragua, Venezuela, Chile, México, Estados Unidos y España.

“La tarea es ingente, pero avanzamos al ritmo esperado”, explicó Darío Villanueva, quien no quiso adelantar una fecha sobre cuándo estará listo el diccionario ni cuántas frases hechas o modismos incorporará, aunque calculó que 20,000 o 25,000 sería “un número perfectamente razonable”.

Aunque “por suerte” los diccionarios digitales no tienen las limitaciones de espacio que tienen los diccionarios clásicos, “habrá que aplicar un criterio doble de selección”, común a otros diccionarios, como son la frecuencia y la dispersión del uso.

“Cada mochuelo a su olivo” o “a trancas y barrancas” son frases hechas que entiende todo el mundo, citó como ejemplos Villanueva. En el “Diccionario fraseológico panhispánico” se incluirán modismos frecuentemente usados y “con una dispersión geográfica suficiente, que no sea absolutamente local”, explicó el académico.

Las frases, como en cualquier diccionario, se ordenarán por orden alfabético, aunque en cada una habrá palabras clave en torno a las cuales se pueden agrupar los dichos que la contengan.

El director de la RAE apuntó que en la fraseología del español hay muchísimas coincidencias, pero también modismos de una zona, un país o una parte de un país, y “el diccionario pretende recoger toda esa riqueza enorme”.