•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cantautor nicaragüense junto a su hermano Carlos Mejía Godoy dedicaron un tiempo musical  antes que iniciara la marcha en homenaje a las madres de abril y mayo, realizada el pasado miércoles 30, para compartir a través de sus canciones sociales mensajes de amor y esperanza con los asistentes de la masiva concentración, que terminó con decenas de heridos y algunos fallecidos.

Luis Enrique expresó públicamente, a través de su cuenta de Facebook, que aunque la manifestación era pacífica y demostró la voluntad de paz, justicia, libertad y democracia, con la participación de los diferentes sectores del país para acompañar en el dolor a las madres de los jóvenes fallecidos en las protestas iniciadas desde abril y que todavía no cesan, esta terminó de una manera trágica debido a “otra provocación de la Policía, que nuevamente dejó un saldo de varios muertos y heridos”.

 Artistas de Masaya piden un alto a la violencia

El cantante también mencionó que es importante denunciar todos los actos que violenten a cualquier persona, “no podemos quedarnos en la oración católica o evangélica. No podemos quedarnos en el discurso y las consignas. No podemos quedarnos callados sin denunciar a nivel internacional la violencia y la fuerza desproporcionada de la policía y los grupos paramilitares, que cada vez demuestran su inmensa sed de muerte y terror, armados con fusiles y disparando con el único objetivo de matar, para intentar impedir que el pueblo se exprese con libertad, sin lograr doblegarlo”.

La presentación que realizaron ambos intérpretes nacionales era un “abrazo solidario” a las madres de abril y mayo, a los jóvenes de la Coalición Universitaria, y a los campesinos movilizados desde el interior del país. Durante la presentación, ambos artistas con sus guitarras cantaron a una sola voz junto a los nicaragüenses congregados en la rotonda Jean Paul Genie.

 Alejandro Mejía se presenta en acústico

“Seguiremos cantando, seguiremos denunciando, seguiremos insistiendo en nuestro llamado a la paz con dignidad y exigiendo al Gobierno y sus órganos represores y fuerzas paramilitares que detengan esta masacre que, a 40 días después del 18 de abril, ya ha producido más de 100 muertos, más de mil heridos y aún sigue sin aclararse la desaparición de decenas de jóvenes”, expresó el autor de “Madre vandálica nicaragüense”.

Sobre el diálogo

Por otra parte, el compositor también habló sobre su postura respecto al diálogo nacional, el cual quedó paralizado luego que los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) dijeran en un comunicado que debido a los ataques de grupos afines al gobierno de Daniel Ortega contra los protestantes no se podría reanudar los encuentros. 

 “¿Estas son las condiciones para un diálogo? ¿Este es el mensaje de amor y paz que con flores, banderas partidarias (manchando de sangre inocente la bandera de Sandino y Carlos Fonseca) quiere enviar el presidente de este país, que más bien es conducido a un despeñadero o un túnel sin salida?”, cuestionó Mejía Godoy.

 Música y poesía por un futuro verde

“Cada vez más me convenzo de que hay quienes quieren otra guerra entre hermanos. Cada vez más veo en los ojos del odio y del fanatismo el deseo de abrir las heridas del pasado ¿Es un déjá vu lo que estamos viviendo? ¿Volveremos a repetir la historia de los años ochenta? ¿Queremos anclarnos al pasado? ¿Tenemos la memoria tan corta y llena de telarañas? ¿Es la amnesia la enfermedad de este gobierno?”, lamentó el destacado músico.

Por último agregó que esta situación no va a detener a que los artistas del país continúen llevando mensajes pacifistas, registrando la historia y condenando los actos de violencia a través del arte.