•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el objetivo de recaudar fondos para apoyar a las familias nicaragüenses que han sido víctimas de la actual crisis sociopolítica que atraviesa el país, la intérprete de “Dale una luz” anunció que se presentará hoy en Costa Rica en un concierto benéfico.

La artista compartirá escenario con el también cantante nacional de rock, ska y música social Perrozompopo.

 Artistas de Masaya piden un alto a la violencias

Los músicos, quienes muestran su amor por el país a través de melodías, unirán sus voces a las 5:00 de la tarde en el local Jazz Café, en Escazú, Costa Rica. 

En redes sociales, muchas personas han dedicado mensajes de gratitud hacia los artistas por esta iniciativa, quienes en estas plataformas digitales de comunicación han reafirmado su compromiso con el país y por medio de sus canciones han intentado compartir mensajes de paz y esperanza con los nicaragüenses. 

Por su parte, Ramón Armando Mejía Fitoria, mejor conocido en los escenarios como Perrozompopo, ha compartido en reiteradas ocasiones su opinión, como nicaragüense, sobre la situación que se vive en el país, y asimismo ha denunciado los actos de violencia que cada día suman más fallecidos, “han asesinado jóvenes por hacer uso de su libertad, por tener sueños, por ser irreverentes ante un sistema que nos oprime, han asesinado a jóvenes por ese deseo de cambiar las cosas para mejor, han asesinado a jóvenes porque les tienen miedo, le tienen miedo al derecho, a la libertad, a la creatividad, le tienen terror al amor y a ese impulso universal que nos empuja siempre al cambio, le tienen terror al deseo de ser libres”, dijo en su última publicación.

 Luis Enrique Mejía condena represión policial en el país

También hizo un llamado a que los nicaragüenses no permitan que se denigren sus derechos, “no nos olvidemos de esto, no permitamos nunca más, que se opriman las libertades ni los derechos”.

La cantautora, quien cumplió este año 4 décadas de trayectoria artística, dijo a El Nuevo Diario que le duele “cada muchacho asesinado, ando un hueco en el estómago que me dobla y me enferma, lloro todos los días, pero el amor es nuestra bandera y eso nos hace invencibles”.