•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esta excelente comedia romántica, no es más que una película estadounidense dirigida por Bill Holderman en su debut como director de cine. La trama se basa en cuatro amigas de toda la vida que forman parte de un club de lectura mensual, no es el tipo de encuentros de lectura que suelen hacer, pero “50 sombras de Grey” llamará su atención por las características ya conocidas de este libro y subsecuentemente empiezan a cambiar la forma de ver sus relaciones personales con sus respectivas parejas, desde el ámbito de convivencia y sexual.

Aunque esta película sigue casi uniformemente el mapa de todas las comedias románticas anteriores, ofrece la muy rara oportunidad de maravillarse de lo bien que estas cuatro mujeres desempeñan sus papeles, y que fácil les resulta habitar los cuerpos y las vidas de otras personas.

Opino que también es una comedia con corazón, y un mensaje de amistad que va más allá de su premisa simple y algo artificial, a su vez resulta interesante ver de nuevo en escena al actor cubano Andy García (Mitchell), Alicia Silverstone (Jill) en su regreso a la pantalla grande y una Mary Steenburgen (Carol) muy bien conservada aún con el pasar de los años, ya que recuerdo haberla visto por última vez en “Back to the future 3”.

La vida de estas sexagenarias se pondrá patas arriba, surgiendo situaciones realmente escandalosas y con excelente humor por parte de las protagonistas a medida que avanzan en su lectura. 

Esta cinta ha recibido críticas a nivel mundial desde el 17 de mayo pasado, día de su estreno en Estados Unidos, ya que enfocan este simpático argumento, como un factor inútil por parte de cada una de las protagonistas, ya que según feministas las muestran como que no pueden subsistir sin un hombre, y eso no es aceptable porque las mujeres somos seres independientes y útiles, claro que esto no es un principio general ni la crítica principal, pero consideré meritorio mencionar este aspecto.

Con todo y que considero que no es una película ni medianamente a ser nominada a ningún reconocimiento ni siquiera en su propio género, le otorgo 4 estrellas porque cumple los lineamientos correctos y necesarios que debe poseer una cinta de esta índole como es: cautivar al espectador cinéfilo de principio a fin y lograr contagiarse del sentido del humor que posee hasta el último actor secundario en esta entrega cinematográfica.