•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con el hashtag #FreeWally, cientos de usuarios en redes sociales denunciaron la detención arbitraria del artista nicaragüense Walter SrWally, arrestado el domingo en Managua.

“Me avisaron que mi hermano Wally SrWally está detenido en la estación del Distrito IV. Aún no sabemos por qué”, anunció el mediodía de ayer Wanner Sr Wally, hermano del cantante en su perfil de Facebook.

Crisis en Nicaragua: Tiroteos en varios puntos del país dejan muerte y terror

Cinco horas después de la publicación, Wally detalló que en la estación se les informó que su hermano está en investigación, sin embargo no explicaron bajo qué cargos.

“Mi madre fue a dejarle comida a mi hermano en la tarde. Le pasaron la comida pero no le dejaron verlo. Al preguntar por qué estaba detenido se limitaron a decir que en investigación. Mi madre les preguntó bajo qué cargo y no le dieron más detalles. Nosotros no somos delincuentes y esta forma de trato es un abuso. Exigimos se le libere inmediatamente”, escribió el también cantante.

En redes sociales, un comunicado divulgado por la Resistencia de Artistas Nicaragüenses condenó la captura de Walter y exigió la liberación inmediata del artista.

“Wally no es ningún delincuente, es un artista que vive por y para la música. Pedimos sus oraciones para que lo entreguen sin ningun rasguño. Exigimos se libere inmediatamente”, señala el escrito.

El oriente de Managua despierta con furia: Pum, pum, pum

El movimiento anunció también, la captura del músico Iván Josué García Díaz, detenido hoy por paramilitares en los enfrentamientos del Barrio Larreynaga.

Según el informe, Ivan vestía camisa mostaza, short azul y botas. Aún se desconoce su paradero y su estado actual.

El joven Ivan Josue García fue captura este lunes en Managua.

Ambos artistas han sido participes de las manifestaciones en contra del gobierno del presidente Daniel Ortega.

El caos en Nicaragua alcanzó la capital este lunes con bloqueo de calles, tiroteos y detonaciones de morteros, mientras Ortega se mantiene en silencio sobre una salida negociada a la crisis propuesta por obispos.