•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La fortuna y viuda del diseñador Oleg Cassini están en medio de una batalla legal en Nueva York y ni la cárcel ha logrado que Marianne Nestor Cassini acceda a vender una residencia y mostrar los documentos de las empresas que fundó su marido, como ordenó la corte.

Las autoridades, así como el nieto del fenecido diseñador, que vistió a la entonces primera dama Jacqueline Kennedy y a estrellas de Hollywood, buscan que Nestor Cassini, de 68 años, acceda a vender una de sus mansiones, en el bajo Manhattan, valorada en 15 millones de dólares, señala hoy el diario New York Post.

Lea: Exasesor de Donald Trump se reunió con ruso que vendía información de Hillary Clinton

Con la venta se pagarían más 760.000 dólares que debe entregar al nieto de su marido, Alexandre Belmont, por orden de la corte.

Oleg Cassini, el reconocido diseñador de modas que se pasó en las calles de Hollywood. Foto: Cortesía / END.Indica además el Post que el administrador del condado de Nassau, en Long Island, Nueva York, donde operan las empresas Cassini, busca que, con esa venta, se pague la deuda por las numerosas sentencias que se han emitido contra ella en esta prolongada batalla legal, de doce años.

De acuerdo con el periódico, la deuda de la mujer con las autoridades de Nassau incluye cerca de 51 millones de dólares por su conducta inapropiada como administradora de los bienes, agrega el rotativo. En el 2015, la corte designó un administrador para las empresas, Oleg Cassini, Inc., y Cassini Perfums Ltd.

 Lea más: Cámaras de comercio UE instan a G20 a responder a "guerra comercial global"

El Post recuerda que la mujer está presa desde el pasado 3 de mayo, tras una orden de la corte, que la acusó de menosprecio de los tribunales y eludir los requerimientos sobre los documentos de las empresas.

Pero, las seis semanas que han transcurrido en prisión no han logrado que cambie de parecer sobre los negocios y la fortuna, señala además el periódico local.

Tras la muerte de Cassini sus hijas, Christina y Daria, recibirían la mitad de su herencia pero murieron sin obtener un centavo.

 Además: Militares transexuales en tiempos de Donald Trump: la lucha vuelve a comenzar

Ahora, Belmont, hijo de Christina, ha demandado para obligar a la venta de la residencia de cuatro niveles en Manhattan en un intento por obtener algo de dinero para él y sus tres hermanos, de una fortuna de más de 50 millones de dólares.