•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diva del pop y el célebre rapero anunciaron la salida de su nuevo álbum al final del concierto de Londres, que forma parte de una gira internacional que comenzó el 6 de junio en Reino Unido.

Este álbum, titulado “Everything Is Love” y que consta de nueve canciones, fue lanzado exclusivamente en la plataforma de streaming Tidal de Jay-Z. No está disponible en Spotify, plataforma competidora y mucho más grande, a la que Beyoncé dedica en el álbum expresiones subidas de tono.

En simultáneo, la pareja publicó un video cuidadosamente coreografiado dentro del Museo del Louvre en París para una canción del álbum “Apeshit”.

El video muestra a la pareja parada de espaldas a la Gioconda y continúa con bailarinas que parecen estar desnudas bailando, entre otros rincones del museo, frente a “La consagración de Napoleón” de Jacques-Louis David.
Musicalmente, “Everything Is Love” combina los estilos de ambos artistas con canciones marcadas por un soul cálido y sensual y una factura con estructura hip-hop.

En el álbum, la cantante de “Say My Name” y “Single Ladies (Put a Ring On It)” cuenta generosos detalles sobre su vida sexual con Jay-Z.

Las dos estrellas, que tienen tres hijos, dos de ellos gemelos nacidos en junio de 2017, ya habían grabado juntos en el álbum de Beyoncé “Drunk In Love” (2013), pero este es su primer trabajo en conjunto después de haber hecho pública su vida conyugal.

En su último álbum en 2016: “Lemonade”, Beyoncé reveló la infidelidad de su marido. Un año después, Jay-Z le pidió perdón en su propio álbum “4:44”.

Su relación parece haber mejorado tomando en cuenta el título del nuevo álbum, en el que la artista le dice a su marido desde las primeras palabras “Hagamos el amor en verano”.

En la última canción, “Lovehappy”, reconocen las dificultades del pasado;  pero también sus esfuerzos por reconciliarse. “Tenemos defectos / Pero siempre somos perfectos el uno para el otro”, canta Beyoncé.

Contra el racismo

Jay-Z y Beyoncé, dos de las principales figuras de la escena pop estadounidense, han tenido un papel político cada vez más visible después de apoyar la campaña del expresidente Barack Obama y el movimiento contra la violencia policial hacia las personas negras “Black Lives Matter”.

“Everything Is Love” contiene una oda a la identidad afroestadounidense, “Black Effect”, que comienza con un monólogo al estilo de Beyoncé sobre el amor propio que se convierte en un sample de soul fascinante.

En la canción, Jay-Z menciona a Trayvon Martin, un adolescente negro que murió por los disparos de un vigilante blanco en Florida en 2012, y rapeando invita, como suele hacerse con el público en los conciertos, a “levantar las manos bien alto como en un falso arresto”.

La nueva gira de la pareja, titulada “On The Run II”, se encuentra actualmente en Europa con una fecha en España, el 11 de julio en Barcelona, y luego se traslada a Norteamérica para terminar en Vancouver, Canadá, el 2 de octubre.