•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con Florence Welch como la gran voz del indie, Florence and The Machine se ha convertido en una de las bandas de referencia de la música británica de la última década. “High As Hope” es el cuarto álbum de los londinenses, que en agosto inician gira por Norteamérica.

La publicación de su primer libro, “Useless Magic”, es una recopilación de poemas, canciones y dibujos de la artista londinense.

“High As Hope” es uno de los lanzamientos musicales del año. No en vano, Florence and The Machine es una de las bandas de referencia de la música británica de la última década, gracias a la espectacular voz y el magnetismo de la londinense Florence Welch, la gran diva del panorama independiente.

El cuarto álbum de estudio de los británicos verá la luz el 29 de junio, después del adelanto de tres de los diez temas del disco, “Sky Full of Song”, en abril, “Hunger”, estrenado en mayo, y “Big God”, a una semana de la publicación de “High As Hope”, disco que completan las canciones “June”, “South London Forever”, “Grace”, “Patricia”, “100 Years”, “The End of Love” y “No Choir”.

La mayor parte del nuevo álbum ha sido escrito, compuesto y grabado por la propia Florence Welch y finalizado en Los Ángeles, junto al productor Emilie Haynie, además de contar con las colaboraciones de Kamasi Washington, Sampha, Tobias Jesso Jr o Kelsey Lu. 

“Sky Full of Song” fue la primera canción de Florence and The Machine desde que, en 2016, lanzaron “Wish That You Were Here”, para la película de Tim Burton “Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children”, y su participación en la banda sonora del videojuego “Final Fantasy XV”, con una versión de “Stand By Me”, además de “I Will Be” y “Too Much is Never Enough”. 

“Una canción que cayó del cielo completamente armada. A veces cuando estás actuando te vienes tan arriba, tanto que resulta difícil bajar. Tienes la sensación de estar completamente abierta en canal, como en una estampida constante hacia fuera y hacia arriba y estás deseando que alguien te agarre fuerte y te ayude a volver en sí. Es una sensación increíble y celestial pero, de alguna manera, resulta muy solitaria”, decía Florence Welch al presentar la canción.

Teloneros de The Rolling Stones en su concierto en Londres a finales de mayo, Florence protagonizó uno de los momentos de la noche cuando Mick Jagger la invitó al escenario para cantar a dúo la canción “Wild Horses”.

Después de participar a principios de julio en sendos festivales en España y Alemania, Florence and The Machine iniciarán una gira por Norteamérica, para la que ya han anunciado más de 20 fechas en Estados Unidos y Canadá entre los meses de agosto y octubre, un tour que continuarán en noviembre en Irlanda y Reino Unido.

La cara B del single “Sky Full of Song” traía una sorpresa: “New York poem (for Polly)”, un poema de “Useless Magic”, el primer libro de Florence Welch, en el que recopila letras de canciones, poemas y dibujos de la artista, y que será publicado el 5 de julio. 

“Las canciones pueden ser increíblemente proféticas, como advertencias subconscientes o mensajes para mí pero, a menudo, no se lo que trato de decir hasta años después. O una predicción se hace realidad y no pude hacer nada para detenerla, por lo que parece una especie de magia inútil”, apunta  Welch sobre el libro, cuya publicación adelantó el pasado mes de noviembre.

Directos al número uno

Junto a Florence Welch e Isabella Summers (teclados), la actual formación de la banda la completan Robert Ackroyd (guitarra), Tom Monger (arpa, xilófono y bajo acústico), Cyrus Bayandor (bajo), Aku Orraca Tetteh (percusión), Dionne Douglas (violín), Hazel Mills (teclados) y Loren Humphrey (batería), mientras que Christopher Lloyd Hayden (batería), Mark Saunders (bajo), y Rusty Bradshaw (teclados, guitarra rítmica) la han abandonado este año.

El nombre de la banda se debe a la colaboración entre Florence Welch e Isabella “Machine” Summers, que durante un tiempo actuaron como Florence Robot/Isa Machine. “El nombre Florence and the Machine comenzó como una broma y se nos fue de las manos”, confesó Florence Welch (Londres, 1986).

El debut de Florence and The Machine fue espectacular: “Lungs” (2009) alcanzó el número uno de las listas británicas y recibió el BRIT Award al mejor álbum del año, además del Critic’s Choice en los mismos galardones y una nominación al premio Grammy como artista revelación, la primera de las siete candidaturas de la banda a los premios más reconocidos de música.

La gira promocional de su primer álbum, del que entre otras canciones destaca “Dogs Days Are Over”, se prolongó durante más de tres años hasta julio de 2011, un par de meses antes del lanzamiento del segundo disco del grupo liderado por Florence Welch, “Ceremonials”, con temas como “Shake It Out”, “Never Let Me Go”, “What the Water Gave Me” o “Spectrum2. 

Tras el éxito de sus dos primeros discos, los fans de Florence and The Machine tuvieron que esperar casi cuatro años para disfrutar de un nuevo trabajo de los británicos, que en junio de 2015 publicaron “How Big, How Blue, How Beautiful”, su último álbum de estudio hasta “High As Hope”, número uno en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Suiza, Polonia, Australia y Nueva Zelanda, y tras el que fueron cabeza de cartel en prestigiosos festivales como el de Glastonbury.

Florence and The Machine lanzó, en abril de 2016, “The Odyssey”, una película dirigida por Vincent Haycock que, en 47 minutos, combina los videoclips publicados de ese tercer álbum de la banda, como “What Kind of Man”, “St. Jude”, “Delilah”, “Ship to Wreck”, “Queen of Peace” y “Third Eye”.

Además de la aportación del grupo a bandas sonoras, la polifacética Florence Welch ha colaborado con artistas como Lady Gaga, con la que grabó la canción “Hey Girl” para el álbum “Joanne”, y su influencia llevó a la revista Time a incluir a Florence and The Machine en la lista de las 100 personalidades más influyentes de 2011.