•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Enrique,  “El príncipe de la salsa”, lanzó ayer un nuevo tema dedicado a Nicaragua: “Mordazas”, una canción que combina géneros tropicales con urbano y en la que colabora con Erick Nicoya.

Desde inicios de la semana, el cantante nicaragüense anticipaba una sorpresa dedicada a Nicaragua. Al dar a conocer la canción en sus redes sociales, el intérprete de “Yo no sé mañana” publicó “Ni mordazas, ni torturas, ni represión o intimidación...nada puede callar la voz de quien clama justicia, libertad, democracia y paz”.

“Nadie se traga el cuento de tus palabras ni tus mentiras” dice la lírica de la canción, la que se encuentra disponible en las distintas plataformas musicales como Spotify, Apple Music, Google Play y iTunes.

Desde el inicio de las protestas contra la represión del Gobierno, Luis Enrique ha sido muy activo en las redes sociales con mensajes de paz y solidaridad con el pueblo, condenando la violencia y expresando su dolor con palabras de aliento.

De gira

Luis Enrique se encuentra de gira por algunos países de Latinoamérica. Ya se presentó en México y esta noche le corresponde a Puerto Rico disfrutar de su amplio repertorio. 

Tras el éxito rotundo de sus más recientes producciones discográficas, “Soy y seré”,  “Ciclos”  y “Jukenox” – esta última nominada al Grammy Latino en su decimosexta entrega anual – el cantautor nicaragüense Luis Enrique continúa inmerso en su tarea de crear nuevas propuestas para su público – a quienes ha bautizado cariñosamente como sus “cómplices” – y para los seguidores de la excelencia musical.

El artista, además, se ha convertido en una figura contundente en la lucha por los derechos de los inmigrantes, participando en foros, conferencias y llevando un mensaje de apertura y colaboración a través de sus redes sociales, en las que participa activamente.

Recientemente fue parte del la conferencia anual del Instituto del Caucus Hispano del Congreso (CHCI, en inglés), evento en el que tuvo la oportunidad de saludar al presidente Barack Obama y expresar sus pensamientos y preocupaciones con el tema de la inmigración en el país e instó a que se pase ahora una reforma similar a la que le concedió a el su ciudadanía y nuevo comienzo en 1986. Luis Enrique habló sobre el “Dream Act” y sobre la importancia de la reforma migratoria.

Según su página oficial, su último disco con Sony Disco, “Génesis”, lo acerca más al género pop, trascendiendo las barreras que impone el haber sido consecuente con un estilo. Dos años después, con Polygram Latino como nueva casa disquera, lanza “Timbalaye”, demostrando su madurez como compositor, intérprete y productor, y permitiendo que la influencia afrocaribeña que había recibido se volcara en sus composiciones.

Con el nuevo milenio, estrena su propia disquera: Chazz Music, distribuida por WEA Latina y luego de cinco años, graba salsa otra vez luego de una manera innovadora, fresca y con su ritmo tan propio. Con “Evolución” (2000) y luego “Transparente” (2002), cumple roles de productor, autor, arreglista, músico e intérprete. Unos años después, graba “Dentro y Fuera” (2006), “una forma de recordar que más allá de cómo se defina alguien o a algo, al final, uno siempre termina dentro de uno mismo, haciendo una comunión interna”, explicó.