•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el barrio capitalino 18 de Mayo, el índice de desempleo de sus pobladores es alto; sus casas, de construcción sencilla, reflejan el esfuerzo que hacen para salir adelante. A diario batallan con la pobreza, la delincuencia y la falta de oportunidades que muchas veces apagan el sueño de los más jóvenes.

Pensar en un Rincón de Cuentos en este barrio, es desafiar la desesperanza y la tristeza, es abrir las puertas para que la imaginación, el arte, la magia, que un buen libro proporciona, llegue a niños y niñas de escasos recursos. Esta iniciativa se hizo realidad gracias al esfuerzo conjunto de Libros Para Niños y la Congregación Ángel de la Guarda, quienes trabaja desde hace varios años en la promoción de la lectura infantil.

 Luis Enrique donará ganancias de su nueva canción a víctimas de la crisis de Nicaragua

Las religiosas hacen una gran labor social en el 18 de Mayo, aquí mantienen una relación directa con la población a través del comedor infantil, el cual atiende a 250 niños y niñas entre las edades de 1 a 12 años, proporcionándoles alimentación una vez al día de lunes a viernes. Además, cuentan con el Centro de Formación en el que se imparten talleres de danza, dibujo y manualidades y a los que asisten un promedio de 150 niños, niñas adolescentes y jóvenes entre las edades de 6 a 19 años. 

“Nuestra alianza con ellas empezó en Jinotepe en el año 2012, cuando unimos esfuerzos para abrir un puesto de lectura en un barrio de esa ciudad. Luego, en septiembre del 2016, con una pequeña donación de libros por nuestra parte y la colaboración de una joven voluntaria del sector, logramos iniciar actividades de promoción de lectura para beneficiar a los niños y niñas que asisten al comedor que atienden las religiosas en el barrio 18 de Mayo, acá en Managua. Aquí los chicos podrían tener acceso a libros para llevárselos a sus casas y disfrutar de ellos desde su hogar”, explica Gloria Carrión, directora ejecutiva de Libros Para Niños.

231 cuentos

El Rincón de Cuentos del 18 de Mayo, se hace posible gracias a la Cooperación Alemana, quien destinó lo fondos necesarios para habilitarlo debidamente y que resulte atractivo a sus visitantes. Tiene un inventario de 231 libros de cuentos. Es una colección variada para satisfacer la demanda de los niños y niñas, que van de los 4 a los 12 años. Su universo son los 250 menores que asisten a diario al comedor infantil y quienes ya muestren su interés por la lectura.

 Presentador de televisión denuncia amenazas

Aquí llega muy disciplinadamente Justin Hernández, un niño de 9 años que ha encontrado en este lugar un espacio para leer. “Yo me di cuenta por un amigo, él me dijo que prestaban cuentos, vine y me ha gustado mucho. Leí un libro que se llama ‘Gorilón’ y otros más. En mi casa no tengo libros y aquí hay un motón, eso me gusta”, nos dice Justin sonriendo y sigue su lectura.

“Abrir este rincón de cuentos tiene para nosotros un gran significado, dada las circunstancias que vive Nicaragua. Libros para Niños tiene 25 años de trabajar en Nicaragua y estamos convencidos que la lectura es también una forma para sanar nuestro interior, sobrellevar de una mejor manera situaciones de crisis y despertar nuestros anhelos de seguir adelante”, destacó Gloria Carrión.

 Una canción sobre el monaguillo de León

Con este nuevo espacio ya son 23 los Rincones de Cuentos que Libros para Niños tiene en nuestro país y están ubicados en 15 municipios de siete departamentos de Nicaragua. Otro de los formatos que impulsa son las Rutas de Lectura y los Puestos de Lectura.