•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El famoso presentador Don Francisco ha sido señalado por acoso sexual y abuso del poder por la periodista Laura Landaeta.

La periodista chilena ha puesto nuevamente sobre la mesa las conductas que habría tenido el conductor de Sábado Gigante, en su columna titulada: “Los acosos de Don Francisco: el pionero del “rubro” en la televisión”, publicada hace unos días en El Mostrador.

Landaeta, autora de “Don Francisco: Biografía no autorizada de un Gigante”, asegura que la famosa estrella de televisión ofrecía electrodomésticos a cambio de favores sexuales, mismos que habrían sido encubiertos por su equipo.

“Escribo esta columna para refrescar la memoria, porque el abuso y el acoso, en el mundo de la entretención televisiva, no comenzó con Abreu (Herval) ni con Nicolás López, partió con Don Francisco”, aseguró la periodista.

Herval Abreu y Nicolás López son directores y productores de telenovelas chilenas.

“La impunidad con la que Don Francisco trabajaba en televisión usando a mujeres como objeto, cambiando favores sexuales en los camerinos por televisores, lavadoras y electrodomésticos y cómo las propias mujeres de su equipo de trabajo hablaban de que el animador era peligroso”.

Bajo el título “Los acosos de Don Francisco: el pionero del “rubro” en la televisión”, la comunicadora describe la conducta inapropiada del presentador, que ha sido un ícono de la televisión hispana en Estados Unidos.

“Escondido en la entretención y la solidaridad, ha generado a su alrededor un ambiente de impunidad frente al abuso de poder, el acoso, la discriminación en rutinas de humor cargadas de machismo, clasismo y desdén por las minorías sexuales, ancianos y personas con capacidades diferentes”, precisa la periodista en su columna.

La también escritora, autora del libro “Don Francisco: Biografía no autorizada de un Gigante”, precisó que el presentador llegó a ofrecer aparatos electrodomésticos a mujeres a cambio de favores sexuales, los cuales, según asegura Landaeta, fueron encubiertos por su equipo.

Asegura que para el libro realizó una investigación y obtuvo testimonios en contra del presentador de casos registrados principalmente en las décadas de los 80 y 90.

La escritora asegura que en Chile, desde los primeros días de Sábados Gigantes las historias sobre los acosos de presentador comenzaron a registrarse, ya que este pedía que llevaran a su camerino a mujeres del público para pedirles servicios sexuales a cambio de regalos.