•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un gastado y poco convincente argumento por carecer de lógica, hilo conductor, temática directa, interconexión de una acción con otra y continuidad secuencial a nivel cinematográfico inicio esta crítica de cine en la cual destacaré con bases cada aspecto que hace que la película “Sicario 2” sea desde mi punto de vista un fracaso.

“Sicario 2”, proveniente del spin off “Sicario” es una cinta cinematográfica ambientada en las ciudades de Albuquerque (Nuevo México), Nuevo Laredo (Frontera de México con Texas), México DF y Tijuana baja California, la cual como aspecto inicial narra el tráfico de terroristas que son cruzados hacia al lado estadounidense, lo cual es propiciado por mexicanos que son llamados Coyotes Fronterizos, y es de acá de donde parte esta película sin gloria ni apego fiel a la descripción expresada a través de imágenes con secuencias que ni medianamente conectan una con otra, seguida por aspectos no descritos en un script creíble y manejable en orden descrito.

¿Conexiones? Ninguna, ligar narcos mexicanos con coyotes fronterizos no es precisamente la historia que resultará atractiva al cinéfilo visitante a una sala de cine (esto se justifica con el declive en la aceptación de esta película), y la trama inconclusa y sin sentido, con un To be Continued inverosímil y que ni siquiera inspire intriga es realmente desastroso.

Un inicio con terroristas suicidas en la frontera México, Texas, seguido de otros tres locos terroristas también suicidas entrando a un supermercado y autoexplotando con bombas de alto calibre de fragmentación, continuando con un pleito entre dos niñas en secundaria, seguido de un secuestro express montado y mal coordinado que al final es descubierto por esta misma niña, más un miembro de la DEA que tiene más vidas que Jason de “Viernes 13”, es un complemento perfecto para saber y ver desde la primera media hora de esta producción su anunciada mediocridad.

Aspectos técnicos, los destacamos a continuación. Actuación: malísima, siendo los dos protagonistas, uno ganador del Óscar, Benicio Del Toro,  y el otro nominado a estos mismos premios y ganador de un globo de oro, Josh Brolin. Montaje: pésimo, carece de todo montaje porque es diverso y no definido.

Guion: lo peor, nunca hay idea fija ni de diálogo, ni de secuencia verbal. Dirección: muy notable que esta cinta sea el debut del director de la misma justamente por el desastre que la misma es (honor a su ópera prima en el cine). Argumento: ni manejable, ni creíble ni sostenible. Vestuario: lo único salvable, aceptación a nivel mundial y en semana de estreno: 4.8/10

Con todo y estos detalles acá expresados, esta vez no otorgo ni una estrella a esta película por considerarla ofensiva en su creación, producción y desenvolvimiento y no tener ni aspectos complejos y completos para criticarla como de verdad lo merece una película bien realizada.