•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Luis Enrique, el Príncipe de la salsa, se solidarizó hoy con los obispos que ayer sufrieron un ataque verbal y físico por las turbas en Carazo, y pidió a la comunidad internacional tomar "una postura responsable sobre lo que ocurre en Nicaragua".

De acuerdo con Luis Enrique, los obispos han sido “increíblemente atacados” y también expresó que les aplaude por “su valor como hombres de bien… indudablemente lo de ayer no tiene nombre, me parece que es una ofensa más para el pueblo nicaragüense”.

El músico se refirió al tema durante un Facebook Live, esta tarde desde Miami, Estados Unidos, el cual duró un poco más de media hora.

El intérprete de “Yo no sé mañana” hizo un llamado a la comunidad internacional, motivándolos a tomar “una postura responsable para con Nicaragua”.

“(Los organismos internacionales) saben bien lo que está sucediendo, hemos visto que dentro de todo lo que se ha esperado de la ONU y la OEA no ha sido lo que hemos recibido, todos saben bien lo que ha sucedido en Nicaragua”, denunció.

El artista nicaragüense lamentó también las más de 300 muertes registradas durante la crisis en Nicaragua y cuestionó que “¿hasta cuándo más muertes? ¿hasta cuándo se va a permitir que esto siga incrementándose cada día? Cada día mueren al menos cuatro nicaragüenses. Yo creo que la comunidad internacional necesita pronunciarse verdaderamente con responsabilidad, con corazón, con empatía, con solidaridad acerca de los que sucede en nuestro país”.

Durante la transmisión, algunas personas expresaron su agradecimiento por el apoyo que ha dado Luis Enrique al país como nicaragüense.

Otros comentaban los diferentes actos de violencia que se han registrado en Nicaragua.

Y unos pocos mostraron su descontento con el artista, tachándolo de "golpista".

Luis Enrique es uno de los principales expositores de la salsa. Archivo/END

Las personas comentaron desde diferentes países, como: México, Costa Rica, Puerto Rico, España, Estados Unidos, Venezuela, Nicaragua, entre otros.

"Mordaza"

El último tema de Luis Enrique, titulado “Mordaza”, es una canción que dedicó a Nicaragua y en la cual denuncia que “ni mordazas, ni torturas, ni represión o intimidación...nada puede callar la voz de quien clama justicia, libertad, democracia y paz”.

El artista dijo que este tema nació tras dos días de que se cometieran actos de represión en contra de los protestantes que se oponían a las reformas del INSS.

Agregó que su intención es “hacer que la voz de todos se escuche” y añadió que el 10% de las ventas “serán dirigidas directamente a la gente que lo necesitan en el país en este momento”.

Sobre las próximas iniciativas musicales dijo que también donará parte de las ganancias.