•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El estelar Luis Miguel y su controvertido padre, Luisito Rey, protagonistas de la exitosa serie de televisión que narra la vida del cantante, fueron “convertidos” en piñatas en Ciudad Juárez.

La emisión el próximo domingo del último capítulo de la serie, que es transmitida por la plataforma Netflix y Telemundo, fue el pretexto ideal para que la empresa Piñata Feliz le dedicara una figura a cada uno. Las piñatas miden 1.40 metros y tienen un costo de unos 25 dólares.