•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre lo mediocre y lo iluso, entre lo que no llega ni a entretener y la decadencia argumental, se deben apreciar las variadas excusas que Dwayne Jhonson encuentra para salvar al mundo y justificar nuevos proyectos, así  como la diversidad que el actor y director Rawson Marshall Thurber muestran con la elección del elenco en Rascacielos: Rescate en las alturas.

Para empezar, estamos de acuerdo que es refrescante ver escenarios (Mínimos en esta ocasión) distintos a Estados Unidos, esta vez la acción ocurre en Hong Kong y ser testigos del regreso de Neve Campbell (Scream) a la pantalla grande, es realmente muy bueno y quizás lo único novedoso. En base a lo expresado puedo afirmar con completa seguridad, que Rascacielos es la cinta más plana y poco convincente en la que el actor Dwayne Johnson ha participado.

Está muy mala producción cuenta la historia de Will Sawyer (Johnson), un experto en seguridad que es llamado a inspeccionar La Perla, el edificio más alto del mundo. Lo que Sawyer ignora es que el Arquitecto de esa obra, Zhao Jong Li es el blanco de un criminal ruso que hará hasta lo imposible por desaparecerlo con su mayor obra.

En medio de esta absurda venganza (La cual en ningún momento es debidamente descrita ni explicada) Will Sawyer se verá en la necesidad de salvar a su esposa (Neve Campbell-Scream) y sus hijos mellizos, y el mensaje eterno de “La familia es primero” se siente cansado, trillado y se torna cada vez menos sorprendente y más aburrido.

En Rascacielos vemos a un Dwayne Johnson que tiene una excusa insuficiente para mostrar sus “Dotes como Actor” y de la forma más absurda y exagerada que se pudo haber mostrado, es aburrida, inargumentada, sin bases, intenta ser magnificente donde no debe serlo, e incluso el usual “Carisma” de su protagonista se siente ausente durante toda la cinta.

Con cada película que protagoniza La Roca, sus escenas son tan predecibles que hasta ofenden y todas tienen la misma fórmula clara a seguir, las situaciones y escenarios son excesivamente absurdos, las cuales en un 85% son hechas con CGI (Computer Generated Imagery) que no son más que trucos informáticos de muy baja calidad en esta ocasión y quiero agregar que las películas de Dwayne Johnson no aspiran a algo más que no sea entretener, impresionar jamás.

Valoro esta película de forma dividida: Actuación 1 estrella para el protagonista, 4 estrellas para la coprotagonista (Neve Campbell le podría dar cátedra de actuación a Johnson), efectos especiales: 3 estrellas, efectos y edición de sonido: 2 estrellas, diagramación de imágenes: 2 estrellas, argumento: 1 estrella, montaje: 2 estrellas, utilización de pantalla verde y pantalla digitalizada: exagerada y monótona, secuencias de acción: aburridas y sin novedad, impacto visual: 1 estrella. Catalogo esta película de forma general como: Malísima en vías de ser pésima y le otorgo 2 estrellas en puntaje global.