•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el apoyo de Save The Children, la Fundación Libros para Niños inició su gira de festivales de lectura infantil “Sembrando Sonrisas”, actividad con la que se pretende proporcionar un espacio recreativo, reparador y de aprendizaje para la niñez nicaragüense. El programa arrancó con una visita a la colonia Villa Progreso, donde la niñez disfrutó el sábado de rincones de lectura y actividades lúdicas.

La directora de la fundación, Gloria Carrión, explicó que este proyecto tiene como propósito principal aislar, a través de la lectura, a los niños y las niñas de las situaciones de violencia registradas desde el pasado mes de abril, cuando iniciaron las protestas.

 “Nos propusimos traer la lectura para que los niños tengan oportunidades para recuperar el sentido de continuidad y, eventualmente, contribuir a su desestrés por la situación del país”, manifestó Carrión.

La Fundación Libros para Niños está presente en siete departamentos del país

Durante el festival, los pequeños disfrutaron de la lectura de más de 400 cuentos infantiles, entre ellos “El rey Moncho” y  “La sopa de lobo”, este último fue contado por el payasito Traca Traca a través de la técnica de lectura kamishibai, originaria de Japón.

La lectura como terapia

Al festival, realizado en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, asistieron alrededor de 150 personas, entre niños y adultos. 

Carrión detalló que para la realización de este proyecto, el equipo realizó una identificación de las zonas que han sido más golpeadas por la crisis y así poder ofrecer a los menores a forma de terapia cuentos sobre historias de conflictos o pérdidas de algún ser querido.

“Reconocemos que hay niños y niñas que a lo mejor han sido víctimas directas en este conflicto y tienen algunas manifestaciones de trauma, por ello incluimos relatos que les pueden permitir verse a distancia en la historia y provocar la facilidad para que puedan externalizar sus dudas o temores y de esta forma intentar recuperar la seguridad y la alegría de los niños”, dijo.

Desmienten noticias falsas sobre empresarios, funcionarios y opositores en Nicaragua

La actividad concluyó con la presentación musical de Mario Montenegro, quien cantó los temas infantiles: “El gato garabato”, “Gonzalo el Cocodrilo” e “Historia de dos sapos”, también interpretó la canción popular “Sal de ahí cabrita, cabrita”, la cual fue coreada por los niños.

El festival de lectura infantil “Sembrando Sonrisas”, que se realiza en el marco del 25 aniversario de la fundación, se extenderá hasta diciembre de 2018 y pretende también visitar algunos barrios de Masaya y de otros departamentos. 

Al festival, realizado en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, asistieron alrededor de 150 personas

La Fundación Libros para Niños está presente en siete departamentos del país y tiene una red de espacios de lectura a través de la cual brinda  servicio a más de 5,000 niños.