•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de deslumbrar en Reino Unido con su debut, Jessie J intentó lo mismo en América, donde obtuvo cierto éxito gracias al tema “Bang Bang”, un éxito internacional que la cantante británica lanzó junto a Ariana Grande y Nicki Minaj, y este año se ha lanzado a la conquista del mercado chino, coincidiendo con su regreso discográfico después de casi 4 años de silencio tras su último disco.

“R.O.S.E.”, lanzado en cuatro partes a finales del pasado mes de mayo durante cuatro días consecutivos es el cuarto álbum de Jessie J, tras “Who You Are” (2011), “Alive” (2013) y “Sweet Talker” (2014).

Jueza en la versión británica del programa de talentos musicales “La Voz”, la cantante ha participado este año como concursante en el popular “Singer”, del que resultó ganadora en la sexta edición del concurso de la televisión china, en el que se impuso a los locales Hua Chenyu y Wang Meng, gracias a su interpretación de “I Will Always Love You” , el gran éxito de la fallecida Whitney Houston.

 Jessie J se convirtió así en la primera cantante europea que finaliza en lo más alto del concurso emitido por el canal Hunan TV, que cuenta con grandes audiencias.

 “Gracias China por darme este momento”, manifestó la cantante al alzarse como vencedora del programa y explicando que se había atrevido a dar el salto a oriente porque ama “los retos inesperados y representar al Reino Unido allá donde vaya”.

 La británica anunció la que será su primera gira en China, que comenzará el próximo 30 de agosto en la ciudad de Wuhan y con la que pasará durante el mes de septiembre por Zhengzhou.

Beijing, Chengdu, Changsha, Wuxi, Shenzhen, Tianjin, Shanghai, será su tour asiático que completará con sendos conciertos en Taipéi (Taiwán) y Hong Kong. La promoción del cuarto trabajo de la artista londinense continuará en Estados Unidos y Canadá  con una serie de conciertos que comenzará el 1 de octubre en San Francisco y con la que la cantante recorrerá Norteamérica durante un mes, y que cerrará en Los Ángeles el 1 de noviembre, antes de regresar al Reino Unido, donde ya ha anunciado catorce fechas.

“Realisations”, “Obsessions”, “Sex” y “Empowerment” son las cuatro partes en las que Jessie J presentó su nuevo trabajo, y las cuatro palabras que mejor resumen los sentimientos de la cantante durante la creación del álbum, según explica la propia artista.

 “Me encontré a mí misma más que nunca en este álbum y quería ser honesta con el momento en el que estoy en vida emocional y musicalmente”, asegura Jessie J, sobre “empoderada” y celebrando su regreso con un trabajo que cree que es “la semilla que necesitaba plantar para hacer florecer lo que está por venir”.

Nacida en Londres, el 27 de marzo de 1998, Jessica Ellen Cornish inició su carrera en el mundo del espectáculo con apenas 11 años, y a los 16 entró en la BRIT School for Permorming Arts and Technology.

Esta es la misma escuela por la que antes pasaron artistas como Amy Winehouse o Adele y, aunque el que debería haber sido su primer álbum nunca salió a la luz, comenzó a componer con cantantes como Justin Timberlake, Chris Brown, Alicia Keys, Miley Cirus o Christina Aguilera. En noviembre de 2010 debutó con el tema “Do It Like a Dude”, al que siguió “Price Tag”, uno de los temas más conocidos de su carrera, ambos de su álbum debut, “Who You Are”, lanzado en febrero de 2011, cuando ya había recibido el Critic’s Choice en los BRIT Awards.

La canción que da título a ese álbum y “Nobody’s Perfect” destacan en aquel disco de debut que situó a Jessie J como una de las grandes voces de la música británica.

Con la canción “Domino”, incluida en la reedición de su primer álbum, repitió el número 1 conseguido con “Price Tag”, y que volvería a conseguir en 2014 con la canción “Bang Bang”, que interpreta junto con Ariana Grande y Nicki Minaj, y que ha sido su mayor éxito internacional hasta la fecha.