•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un colectivo de teatristas nicaragüenses viajará a Europa para poner en escena la obra “Bacanal Chipote”, como una forma de manifestar su apoyo a la lucha ciudadana y denunciar a través del arte las situaciones de represión y violencia que se vivieron en el país durante las protestas. 
Esta obra, creada por el dramaturgo leonés Mick Rolling Sarria, es una crítica hacia las violaciones de derechos humanos y, a su vez, un abrazo solidario con los nicaraguenses que desde el 18 de abril el luto y el dolor los cobija.

 “El 18 de abril, la historia de Nicaragua hace una explosión violenta física, social, sicológica y emocional. Eso nos obliga a tomar una postura  coherente, honesta, que diera forma a nuestra manera de ser artesanos del arte, de ser obreros del teatro pero, sobre todo, responsables con nuestro público porque los teatristas, actores y dramaturgos no nos podemos quedar en el silencio, no nos podemos quedar en la amnesia obligada, ni en la cómoda actitud de ser complacientes con el poder o con el miedo, y por eso decidimos comenzar a hacer dramaturgia de esta épica contemporánea”, explicó Mick Rolling Sarria.

Desde 1992 se ha dedicado ininterrumpidamente al arte.

Esta obra dramática narrará historias como la de una madre y una abuela que lloran a sus hijos y nietos en las afueras de la cárcel nicaragüense El Chipote; también se pondrá en escena el relato de una señora que permanece en un constante rezo con un rosario suplicando por la vida y por la libertad de sus presos en dicha penitenciaria.

Según el artista, el título del drama se centra en el deseo de “confrontar el miedo a que seamos capturados, torturados, asesinados, reprimidos”.
“Y ‘Chipote’ significa un centro de tortura, el Gólgota en Nicaragua… El Chipote es el inframundo y entonces nosotros vamos a ir hasta ese inframundo a través del arte y vamos a tratar de desmembrar y de encontrar allá los cuerpos, los huesos, las palabras, las voces, los llantos, la queja, el dolor, de toda una historia contemporánea en Nicaragua”, expresó.

Están amenazados

La obra será interpretada por nueve teatristas leoneses, quienes han sido víctimas de amenazas por parte de simpatizantes del Gobierno. 

Los artistas leoneses antes de empezar a ensayar esta obra, que será presentada la última semana de octubre en Roma

“Nos volvimos objeto y sujeto de difamación, de amenazas, cuando ya se supo que el grupo y yo estábamos construyendo esta obra de teatro, comenzaron las persecuciones, las amenazas, para ver hasta dónde los hostigamientos nos podían interrumpir este proceso creativo, esta misión que es de dar voz de manera teatral a la situación del país”, denunció el también director del grupo de teatro.

Agregó que debido a que en redes sociales han mostrado una postura crítica en contra del actual Gobierno, han sido afectados por una campaña de desprestigio virtual, en la cual usaron usaron sus fotografías para acusarlos de delincuentes.

“Nuestro delito ha sido buscar un espacio para ensayar. Ya nos dicen delincuentes y es posible que de teatristas pasemos a terroristas”, declaró.

Un arte más crítico

Sarria expresa que es necesario que el arte nacional sea más crítico usando las expresiones culturales como el fin para hacer conciencia.

“Nicaragua no requiere el teatro banal, cuando los personajes los estamos viendo, los vemos expuestos, héroes, y antagonistas, héroes y víctimas. Los hemos visto morir en las calles, en las imágenes”.

El 18 de abril, la historia de Nicaragua hace una explosión violenta física, social, sicológica y emocional.

Los artistas leoneses antes de empezar a ensayar esta obra, que será presentada la última semana de octubre en Roma en una bienal de teatro según informó Sarria, se encontraban en la clausura de un festival de teatro interpretando la obra metafórica “Caín y los perros”. 

Mick Rolling Sarria, nacido en una familia de teatristas, estudió teatro en Europa y a su regreso al país fundó en León su proyecto de teatro. Desde 1992 se ha dedicado ininterrumpidamente al arte.