•  |
  •  |
  • END

San Francisco, California
La comunidad nicaragüense de la bahía de San Francisco, California, se encuentra consternada por el deceso del apreciado músico granadino Guillermo Guillén, el pasado 6 de mayo.

Guillermo fundó en 1964 el grupo juvenil de la época “rocanrolera” “Los Duros de Granada”, y causó impacto en la juventud de hace más de cuatro décadas.

Nació en el Barrio La Concepción en Granada y fue siempre un brillante músico, maestro de los teclados, arreglista genial. Tuvo a temprana edad inquietud por las artes, pero también fue seminarista, pues desde los 10 años quería ser cura y estar al servicio de Dios, sin embargo, no lo llevó a efecto porque creyó no tener vocación para el sacerdocio.

“La satisfacción más grande” y que siempre guardaba en sus recuerdos fue “haber grabado varios discos, algo que era costoso y difícil hacer en Nicaragua en los 60s, por la escasez de estudios apropiados o de calidad”.

Amigos lo definen

La comunidad artística nicaragüense resiente en EU la pérdida de Guillén, aunque no fue una sorpresa, pues ya se sabía sobre su tenaz lucha contra el cáncer, con el cual luchó por más de dos años.

Carlos Berríos, fundador del legendario Trío Xolotlán, se refirió a Guillén diciendo que fue un gran músico de talento incomparable.

Enoc Jerez, un extraordinario cantante y guitarrista, dijo a END que “Guillen, como músico fue de los mejores, como persona siempre mantuvo una sonrisa amable y que le encantaban los chistes, de ahí, quizás su buen humor permanente”.

Carlos Berríos jr., músico polifacético y cantante describió a Guillermo como un amigo sincero y como músico de los mejores.